BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Felicidad en una institución educativa

Felicidad en una institución educativa

La felicidad está ligada al tiempo: exige estabilidad y continuidad. Pensar que la felicidad puede llegar a acabarse es viciar el momento feliz que vivimos, con la angustia de que cesará. Este carácter temporal permite distinguir entre felicidad y placer. Felicidad no es placer, ya que este último indica la satisfacción momentánea de una tendencia particular; sigue siendo limitado, superficial y efímero. Margot (2007).

The theory holds that happiness does not depend on objective good, but rather on subjective comparison. As such, happiness is seen as both futile and evasive: ‘futile’ because a happy life is then not necessarily a good life, ‘evasive’ because standards tend to rise with success, leaving the individual as unhappy as before. In this view, there is little sense in trying to promote happiness. VEENHOVEN (1990).

Es complicado saber cuándo una persona es feliz plenamente, pero existen algunas reacciones que tiene el ser humano cuando se siente feliz, o simplemente está pasando un momento agradable, como reírse o actuar de una forma espontánea.

En la vida existen momentos que relativamente hemos sido felices como cuando la chica que nos gusta, acepta salir con nosotros, o cuando compartimos tiempo de calidad con nuestros padres, o simplemente estamos en un partido de fútbol con nuestros amigos.

En la Institución Educativa presencié algunos momentos, cuando los estudiantes se reían a grandes rasgos, contando chistes, jugando fútbol, o simplemente hablando con sus compañeros. Cuando observaba esa alegría, y toda esa energía que ellos transmitían, recordé todos los momentos agradables que viví en mi colegio, donde aprendí un gran número de lecciones que sirven para toda la vida, como apreciar a un verdadero amigo, pedir disculpas por errores pequeños, pero que pueden ofender a alguien, o tener el gesto de amabilidad con alguien que lo necesita..

Cuando los estudiantes estaban en su hora de descanso estaban jugando con la pelota y reían corrían, tenían una diversión sana, un lugar de esparcimiento adecuado para desinhibir todas sus emociones.

El ser humano tiene la necesidad de convivir en una sociedad, y una institución educativa es el segundo lugar donde se relaciona con personas, y por ende tiene experiencias buenas y malas, que hacen crecer como persona.

Es en la época de la vida escolar cuando nos hacemos de una bonita y gran amistad, ya sea con un solo compañero o con un grupo en particular, amistades que en ocasiones traspasan el tiempo y se forjan hasta después de finalizar la época escolar.

La felicidad también se ve reflejada al ir avanzando encada curso alcanzando los logros obteniendo un buen resultado como es promover al siguiente y así sucesivamente hasta terminar satisfactoriamente la vida escolar  en una institución.

Es satisfactorio tanto personal como a nivel familiar brindar una alegría en el momento que culminas una etapa de tu vida y saber que has aprovechado positivamente este lapso de tiempo en lo que corresponde a un proyecto que te has propuesto finalizar.

En un momento de nuestra  vida cuando hacemos memoria de lo que vivimos en nuestra época escolar, añoramos que todos los momentos de felicidad que compartimos con todas las personas volvieran, y es cuando al presenciar a mis estudiantes tener esas vivencias que conllevan a una felicidad, así sea momentánea, llega a mi mente tantos recuerdos agradables por lo que me invado de una  gran felicidad.

“La felicidad plena, ¿existe en realidad?”

Margot. (2007).  La felicidad. Praxisfilosofica. 25
http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-46882007000200004

Veenhoven(). Is happiness relative?. Springer nature 24, 1-34 recuperado de
https://link.springer.com/article/10.1007%2FBF00292648

Acerca de ... Carlos Burbano

LEA TAMBIÉN

¿Higiene y educación?

En el ámbito de la educación existen diversos asuntos sobre los cuales hablar o escribir, ...

Deja un comentario