BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Hurtos dentro de las instituciones educativas

Hurtos dentro de las instituciones educativas

El hurto o robo es un tema que afecta nuestra vida cotidiana, en ocasiones, muchos hemos sido testigos de este delito al presenciar en la calle cuando a alguien le son arrebatados sus objetos o, al escuchar que familiares y amigos han sido víctimas de alguna manera, es algo cada vez más frecuente y preocupante, pero lo es mucho más cuando estos casos se empiezan a ver dentro de una institución educativa, donde, se supone, es un lugar para educar y reforzar nuestros valores. Sabemos que es un tema complejo, que requiere atención oportuna para poder solucionarse de manera adecuada.

Dentro de las instituciones educativas, muchas veces nos encontramos con casos de robos que pasan desapercibidos, “pequeños hurtos” a los cuales no se les da la importancia que merecen por parte de algunos docentes o padres de familia quienes consideran que no es necesario llamar la atención y orientar a los niños desde edades tempranas en un valor muy importante como lo es la honradez. En primaria, donde los casos se dan por cosas pequeñas como, la desaparición de colores, lapiceros, borradores, juguetes y en ocasiones dinero, a veces creemos que es algo insignificante porque las sumas no exceden los dos mil pesos, pero, ¿qué pasa cuando permitimos que esto siga avanzando?, la respuesta es sencilla, si no existe la guía necesaria desde el hogar en los primeros años de la academia, el problema de este antivalor se reflejara más tarde cuando se pasa a secundaria donde las cosas ya son un poco más complicadas; la desaparición de objetos como celulares, cargadores, objetos de uso institucional y dinero en sumas que exceden los veinte mil pesos. El problema, no solo es en secundaria, sino que, trasciende a nivel social, personal, político y laboral.

En la institución en la que actualmente me encuentro en los últimos días he escuchado como los niños de primaria se quejan porque pierden sus materiales, en varios casos, los padres han optado por no comprarle más útiles a sus hijos diciéndoles “que es culpa de ellos por no cuidar lo que se les da” otros padres de familia prefieren marcar cada cosa que lleva su hijo al colegio. En secundaria uno de los estudiantes perdió su teléfono y pregunto a sus compañeros si lo habían tomado, a lo cual todos dijeron que no en tono burlesco, en el momento él pensó que era una broma realizada por sus compañeros, pero al finalizar el día el celular simplemente no apareció, en algunos casos los estudiantes son descuidados y dejan sus útiles donde les parece, pero en otros encontramos que hay personas que están de tras de todo esto, algo que simplemente no debería pasar.

Entre los 8 y los 12 años, robar puede ser más frecuente. Una razón usual para ello es el deseo de los niños de tener cosas para ganar la aprobación de su compañeros, lo que indica que se trata de un problema de falta de seguridad y de autoestima más que de un problema moral.

  Para los adolescentes, quienes sí entienden claramente las normas éticas y morales, robar esporádicamente puede      ser una emocionante aventura o una forma de lograr la admiración de sus compañeros por su osadía al desafiar las    normas sociales; así mismo, puede ser una expresión de su rebeldía contra la autoridad de los mayores o una forma    de buscar su atención. (Marulanda, 1993)

En mi caso particular, cuando era niña y me encontraba en la escuela en grado quinto, la desaparición de colores, lapiceros y dinero en pocas cantidades era muy frecuente y muy pocas veces se le prestó la atención necesaria, hasta que un día a la directora de grupo se le perdió una cantidad considerable de dinero, en ese momento lo primero que se hizo fue mirar cada uno de los bolsos, se encontró con que una de mis compañeras había tomado ese dinero, además tenía en su maletín muchos de los otros objetos perdidos, marcadores, colores, lapiceros y algunos juguetes, la niña fue sancionada con varias semanas de suspensión y remitida a psicología, donde afirmó que había tomado los objetos porque le habían gustado, y que la plata la necesitaba para salir a comprar y gastarle algo a su amiga.

Hablando un poco con los docentes de la institución comentan que en muchos colegios, al encontrar a los responsables de estos hurtos se los expulsa de la institución a lo que no estoy de acuerdo, las instituciones deberían buscar otras medidas para ayudar a estos chicos, sin importar el caso, algunos ejemplos serian: crear conciencia en los estudiantes, trabajar el tema de manera colectiva con docentes estudiantes y padres de familia, en caso de ser un desorden mental brindar ayuda psicológica tanto al estudiante como a sus padres, es un tema difícil de tratar pero debemos ayudar como docentes a formar a mejores personas, que salgan a servir a la sociedad y no hacer parte del mal que ya podemos encontrar.

Cómo manejarlo – Cuando lo pille robando o diciendo mentiras, no reaccione de manera violenta, esto sin duda puede agravar las cosas y generar dos actitudes igualmente contraproducentes, que se aísle o que se rebele. Asuma una actitud tranquila y calmada, no entre en pánico.

– Indague por los motivos que lo condujeron a tener esta actitud, recuerde que hay muchas razones por las cuales un adolescente incurre en estos actos, no necesariamente tiene que ser lo peor. (Lopez, 1996)

“Que nuestro colegio no sea como un mal hospital, que al ver a su paciente muy enfermo lo saca para no tener responsabilidad, mejor seamos conscientes del problema y contribuyamos a la defensa de valores institucionales y sociales”

Referencias

LOPEZ DE BERNAL, M. E. (30 de 09 de 1996). EL TIEMPO. Obtenido de El robo y las mentiras de los adolescentes: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-517243

MARULANDA, A. (01 de 08 de 1993). EL TIEMPO. Obtenido de Los niños que roban: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-184819

 

Acerca de ... cindy estefany bolaños gonzales

LEA TAMBIÉN

RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS EN EL AULA

La resolución de conflictos es un término que nos trae a la mente el surgimiento ...

Deja un comentario