BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / LOS MEDIOS Y REDES DE COMUNICACIÓN UN FRENO PARA EL DESARROLLO DE LA LECTURA Y EL PENSAMIENTO CRÍTICOS

LOS MEDIOS Y REDES DE COMUNICACIÓN UN FRENO PARA EL DESARROLLO DE LA LECTURA Y EL PENSAMIENTO CRÍTICOS

La era tecnológica ha propiciado un escenario insostenible, desde el punto de vista pedagógico. En la “era moderna” se han acortado las distancias, pero así mismo se han acortado las palabras y los procesos de comprensión, es decir, a veces la mayoría de personas no entiende lo que lee.

Los estudiantes en el aula de clase se encuentran muy ligados a los medios de comunicación, y no solo ellos, también el docente; en esta situación tan complicada de tratar en el contexto del ejercicio docente con el uso de medios informáticos es preciso destacar dos elementos esenciales, en primer lugar que los medios de comunicación y el uso de redes sociales virtuales no están mal, sin embargo ha de entenderse que como todo buen proceso educativo merece acompañamiento; en segunda instancia la ausencia de métodos eficaces para estimular la lectura crítica.

En el contexto de la globalización caracterizado por el cambio vertiginoso de la hiperrealidad, la cultura de lo evanescente y lo efímero, y el empoderamiento de los medios masivos de comunicación como agentes educativos que definen comportamientos, normas, maneras de pensar y estilos de vida enmarcados en la sociedad del consumo, el Estado colombiano le pide a la institución educativa formar un lector crítico. (Páez & Rondón, 2014, p 21)

No obstante hacerlo aún es un reto.

Como docentes nos vemos enfrentados diariamente a cargar con la responsabilidad de aquello que no fue realizado por otro colega y es generar un dialogo permanente para construir, fomentar y desarrollar las habilidades comunicativas como se debiera y es que la educación debe entenderse como un proceso colaborativo, más allá de una estrategia didáctica “lo colaborativo, en un contexto educativo, constituye un modelo de aprendizaje interactivo, que invita a los estudiantes a construir juntos, lo cual demanda conjugar esfuerzos, talentos y competencias, mediante una serie de transacciones que les permitan lograr las metas establecidas consensuadamente” (Revelo, Collazos y Jiménez 2017).

En la experiencia de la practica pedagógica suele suceder, evidentemente, que los estudiantes aún no saben redactar un texto, sucede en múltiples ocasiones que le preguntan al docente como hacerlo y no es posible dejar de lado el tema central para enseñar los elementos de la cohesión, la coherencia y el estilo. Para poder escribir correctamente, no bien sino correctamente son necesarias las habilidades de pensamiento. En este orden son necesarias principalmente las de analizar, confrontar, comprender y argumentar. Aquí no caben los calificativos, decir si un texto es bueno o malo, debería privilegiarse el hecho de saber transmitir con gracia un mensaje para que mi interlocutor entienda de que hablo, que necesito o requiero.

Resulta difícil creer, pero en un ejercicio tan sencillo, como resumir un libro, un artículo o una obra, etc., convergen de manera intrínseca el pensamiento crítico y la lectura crítica, cosas de las cuales carece no solo el estudiante sino todo el sistema educativo cuyos discursos curriculares están encasillados en la competitividad más que en el ejercicio humanizante de la resolución de problemas de contexto. Como habilidad de pensamiento guiadas hacia la lectura y el pensamiento críticos, resumir no significa sacar palabras claves sino describir en pasos estratégicos que contiene determinado documento o texto. El estilo dependerá de la intensión, sin embargo, es muy complejo desarticular y descomponer en partes lo que observamos y leemos.

Nuestro cerebro, gracias al constante bombardeo de los medios de comunicación, no funciona de manera ejemplarizante o progresiva, por el contrario, retrasa los procesos de aprendizaje. Los estudiantes de educación básica generalmente no cuentan con argumentos suficientes para confrontar a un autor o tan siquiera cuestionarlo, todo el material bibliográfico que reciben está bien o es bueno desde el punto de vista de la superficialidad sin que puedan avanzar al terreno del debate. Es aquí cuando se menciona que la educación debe y tiene que ser un proceso compartido entre los docentes y no termina ahí pues la educación es un ejercicio práctico que se inicia en la familia donde es preciso señalar las dificultades que existen en nuestro contexto, no para ser criticadas en el sentido tradicional sino en un ejercicio critico constructivo que permita el aprendizaje permanente encaminado hacia la resolución de problemas.

Esta tensión también se evidencia en la educación media a partir de la organización curricular en las áreas básicas, pues en las observaciones realizadas en el aula se constata que la lectura crítica es trabajada intuitivamente por los docentes de las áreas de ciencias sociales y lengua castellana mediante el uso de la prensa o la lectura de cuentos y novelas para complementar el desarrollo de los contenidos de la clase. Las actividades que se realizan están orientadas fundamentalmente al desarrollo de habilidades comunicativas; se considera que la lectura se enseña de igual manera en todos los niveles de la escolaridad, en todas las asignaturas y con todos los textos. (Páez & Rondón, 2014, p 23)

El trabajo del docente en la actualidad consistiría en reforzar las capacidades del cerebro para que desarrolle y evolucione matizando los conocimientos adquiridos conllevados en el ejercicio del análisis, la reflexión y la confrontación argumentada. La era tecnológica entre otras cosas nos ha robado el tiempo y en la actualidad es muy difícil transmitir lo que necesitamos. El problema es que en este siglo no podemos comunicarnos y este problema ha de convertirse en desafío para todos los docentes.

“En era de la información no permitamos que leer se convierta solo en hojear”

REFERENCIAS:

PAEZ MARTINEZ, Ruth & RONDÓN HERRERA, Gloria (2014) La lectura crítica: propuestas para el aula derivadas de proyectos de investigación educativa. Universidad de la Salle. Recuperado de: http://biblioteca.clacso.edu.ar/Colombia/fce-unisalle/20170117041131/lecturacr.pdf

REVELO Oscar, COLLAZOS César, JIMENEZ Javier (2018) El trabajo colaborativo como estrategia didáctica para la enseñanza/aprendizaje de la programación: una revisión sistemática de la literatura. TecnoLógicas. 21 (41), 115-134 Recuperado de: http://www.scielo.org.co/pdf/teclo/v21n41/v21n41a08.pdf

Acerca de ... José Adrián Arévalo Rivera

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

Deja un comentario