BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / El aprendizaje docente

El aprendizaje docente

El aprendizaje docente

El aprendizaje que se genera en el espacio educativo no solamente es del estudiante, sino también de los docentes tras la interacción con ellos, la manera de afrontar las diferentes situaciones que se presentan a diario en las instituciones, las temáticas y la forma en que se utilizan los recursos disponibles facilitan la creación de un ambiente agradable en las clases.

El docente además de estar preparado académicamente, debe estar dispuesto a desarrollar otros aspectos educativos, como por ejemplo el manejo de grupo, que es una habilidad que se adquiere con la experiencia, por ende, es una obligación del docente realizar un proceso de reflexión de lo que pasa en su entorno, para así, generar un verdadero impacto en la formación de los estudiantes.

 León & Gudin (2016) dijeron:

[…] la imperiosa necesidad de que los docentes aprendan a enseñar y que esa enseñanza conlleve de forma intrínseca al aprendizaje de sus alumnos. Para ello es necesario formarse, fundamentar los propios conocimientos en los estudios y aportaciones de los expertos en educación, y adquirir la pericia suficiente para materializarlos en las aulas. En eso consiste la formación de un verdadero docente.

Aprender a enseñar es fundamental, para esto algo indispensable es la lectura, esta permite conocer todas las bases teóricas necesarias las cuales pueden ser aplicadas en clase, según el ambiente que se va generando en el salón, porque el docente prepara su clase, pero este plan por lo general nunca se aplica al pie de la letra, debido a las diversas posibilidades del desarrollo de una clase.

Otro aspecto fundamental que el docente debe analizar es el proceso de aprendizaje de sus estudiantes; el dedicar tiempo a la lectura ayuda a conocer las herramientas didácticas y tecnológicas para poder afrontar las diferentes circunstancia que se presenten, además de desarrollar una clase más interesante para el estudiante, de tal manera que le permita aplicar todos esos conocimientos en el entorno, generando un aprendizaje más significativo.           ,

El aprendizaje significativo es uno de los temas que me ha  llamado  a  mayores  y  profundas  reflexiones.  Cómo tomar  los  recursos  de  una  buena  clase  y  comprender cómo aprenden los alumnos, para lograr una planificación que nos permita establecer una relación sustantiva entre la nueva información del contenido específico de la materia, con las ideas previas de los estudiantes. (Lojo, 2010, p.116)

El aprendizaje de cada docente es diverso, está ligado a los objetivos que plantee encaminados al desarrollo personal y profesional como docente en beneficio del proceso de enseñanza-aprendizaje, generando el cambio tan anhelado en la educación.

La labor docente requiere de un gran compromiso, dedicación, trabajo y aprendizaje continuo, de igual manera el reconocimiento de las debilidades propias que le permitan potenciar sus fortalezas, por medio del uso de herramientas como la lectura. Los docentes se enfrentan a diferentes retos a diario, por ende deben estar dispuestos  a mejorar constantemente en los aspectos académicos, tecnológicos y personales a la vanguardia de la educación, sin dejar de lado los valores y la ética que se debe fomentar en las instituciones.

Un día de enseñanza es una oportunidad nueva para crecer en la labor docente

Bibliografía

León, A & Gudin, E. (2016).  La importancia de aprender a enseñar o enseñar a aprender a ser docente. Unirevista. Recuperado de: https://www.unir.net/educacion/revista/noticias/la-importancia-de-aprender-a-ensenar-o-ensenar-a-aprender-a-ser-docente/549201545050/

Lojo, A. (2010). El  proceso  de  aprendizaje  docente: de  la clase pensada a la clase dada, Reflexión académica en diseño & comunicación, 14, 116-117. Recuperado de: https://fido.palermo.edu/servicios_dyc/publicacionesdc/archivos/128_libro.pdf

Acerca de ... Jaime Jair Arboleda Linares

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

One comment

  1. Danny Alexander Nazate Martinez

    Teniendo en cuenta lo anterior, resulta oportuno decir que el aprendizaje se lleva a cabo durante el resto de nuestra vida, ya sea por ambientes laborales, académicos o incluso en nuestro diario vivir; al momento de realizar algún tipo de actividad estamos exponiéndonos a experiencias que muchas veces son agradables pero también pueden no serlo. Aunque es muy importante tener en dichas experiencias, cabe destacar que en el ámbito educativo hay centros de estudio llamados Instituciones, las cuales nos brindan conocimientos específicos sobre asignaturas que debemos aprender. Por otra parte hay personas que aprenden desde sus hogares, lo que se conoce como aprendizaje autónomo, que simplemente es una forma de aprendizaje individual, lo cual consiste en buscar temas que nos llame la atención y de esta manera profundizar. Es importante tener en cuenta lo anterior para entender que el aprendizaje no solo puede ser de forma autónoma, sino que también puede ser cooperativo tal como lo vivimos en nuestra práctica docente o también cuando éramos estudiantes de colegio o escuela, por tanto, se puede decir que nosotros aprendemos de los estudiantes y no solo el estudiante de su docente.
    Domingo (2008) afirma:
    Sabemos por la literatura al efecto y por nuestra propia experiencia que cuando una persona trabaja con otras tiende a aumentar su empatía y su amplitud de miras. También sabemos que hay habilidades interpersonales (como la negociación, el consenso, el respeto, la capacidad para comprender los puntos de vista de los demás, argumentar estructuradamente y de forma lógica y coherente los propios, expresarse con corrección, criticar sin herir, etc.) que se obtienen con el tiempo, si se tiene la ocasión de practicarlos. Este tipo de personas son las que tienen la capacidad para tratar con los demás creando espacios comunes en los que todos ellos, sin excepción, se sientan cómodos. (p.232)
    Con respecto a lo anterior, se puede inferir que si nosotros estamos tratando de formar personas, debemos conocer cómo son, por tanto, si las conocemos se podrán tomar ciertas actitudes al momento de tratarlas y sobre todo comprenderlas, para que de esta manera se pueda llegar a una enseñanza efectiva, también es importante plantear la idea anterior desde el punto de vista del alumno, el cual estará formándose con sus compañeros, y ellos podrán ayudarle a conocer sus errores al momento de estudiar o realizar alguna exposición de forma oral, esto con el fin de mejorar y crecer como estudiante.
    Por otra parte, la práctica como futuros profesionales nos brinda buenas experiencias y sobre todo algunas un tanto desagradables, esto con el fin de ir aprendiendo de las circunstancias que pueden ocurrirnos en el futuro. Cada día al momento de entrar en el aula de clase, vamos aprendiendo algo nuevo que quizá ni siquiera imaginamos, puede ir desde el hecho más simple hasta lo más extremo, esto nos puede ayudar a corregir algunas cosas y quedarnos con lo positivo.
    González & Fuentes (2011) afirman:
    (..) El Practicum constituye un espacio privilegiado para analizar el conocimiento de y para la enseñanza: para la reflexión sobre qué y cómo conocen los profesores; cómo y quién construye, sistematiza y difunde el conocimiento a partir de la práctica y, en definitiva, qué orientaciones serían las más pertinentes para que los procesos de aprendizaje y de formación sean efectivos. (p.49)
    Con referencia a lo anterior, vemos que la práctica o el practicum, contribuye a que podamos formarnos como profesionales, teniendo en cuenta la forma de enseñar y aprender, además nos hace reflexionar sobre nuestro quehacer docente, de esta manera podemos ir mejorando en nuestra labor, y así ofrecer una educación de calidad.
    Para concluir, pienso que es importante no solo aprender de nuestros estudiantes, sino que se podría tomar en cuenta lo que a mi parecer es aportarle a su formación, esto consiste en buscar estrategias que nos ayuden a causarle una intriga o incertidumbre al momento de darle un tema, para que de esta manera él pueda profundizar por su cuenta, con esto no me estoy refiriendo a que aprender de nuestros estudiantes sea algo malo, sino al contrario, creo que nos fortalece en nuestra labor educativa.
    “Enseñar para aprender”
    Referencias
    González, M., & Fuentes, E. (2011). El Practicum en el aprendizaje de la profesión docente. Revista de Educación, 354, 47-70. Recuperado de http://repositorio.minedu.gob.pe/bitstream/handle/123456789/1043/2011_Gonz%c3%a1lez_El%20practicum%20en%20el%20aprendizaje%20de%20la%20profesi%c3%b3n%20docente.pdf?sequence=1&isAllowed=y
    Domingo, J. (2008). El aprendizaje cooperativo. Cuadernos de trabajo social, 21(21), 231-246. Recuperado de https://core.ac.uk/download/pdf/38812746.pdf

Deja un comentario