BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / LA ORTOGRAFÍA EN LOS TRABAJOS EDUCATIVOS

LA ORTOGRAFÍA EN LOS TRABAJOS EDUCATIVOS

Las normas que regulan la escritura que tenemos o deberíamos tener cuando redactamos un texto, se le denomina ortografía, esta permite una mejor comunicación escrita, demuestra un alto nivel de cultura, y desarrolla el intelecto en la persona; con esta, se puede dar un sentido a ideas que se pretende expresar, teniendo en cuenta los signos de puntuación, el uso de letras mayúsculas y minúsculas.

Esta práctica está siendo relegada con el auge de las redes sociales y la mensajería instantánea gratuita como el WhatsApp, destacando que normalmente no se escribe como debería ser, es decir, no se redacta adecuadamente porque en estos medios no es tan relevante para la mayoría de los usuarios, pasando la ortografía en un segundo plano.

Según Gómez (2007)

Evidentemente todos los textos relacionados con su actividad académica presentan una ortografía normativa; pero en los textos privados abundan los emoticonos ( 🙂 , X) , 😀 , XD , :S , 😉 , etc.), las abreviaturas (ns bmos, kdmos, tkro, mxo, xko, ymme, ktps?, wpa, etc.), la supresión de tildes, alteraciones de la norma en el uso de mayúsculas, inserción de imágenes y sonidos en la cadena escrita, utilización de enlaces, etc. (p.158)

El problema radica en que algunos docentes no se toman el tiempo de examinar a fondo lo que escriben sus alumnos, entender las ideas y por supuesto, determinar sus errores ortográficos. Lo anterior es evidente en muchas de las instituciones educativas y tiene muchas causas; la falta de enseñanza en la familia, las clases de castellano poco productivas, el desinterés por aprender, la comunicación en redes sociales, entre otras.

Los textos académicos asimismo han sido afectados y es evidente en la mayoría de los trabajos, realizados por los estudiantes, que examino en clases, por una parte, unos obvian algunas letras en las palabras, mientras que, otros, en este caso la mayoría, poseen errores de puntuación, olvidan el uso de las comas, el punto seguido y el punto a parte. La comunicación a través de las redes sociales está destruyendo paulatinamente el buen escribir, puesto que, el uso de estos medios se ha convertido en algo cotidiano para la mayoría de las personas y es difícil percatarse de los errores.

Aunque hay autores que están a favor de omitir algunas letras porque son innecesarias a razón que no tienen sonido, es importante que los docentes de cualquier área logren una reflexión en la importancia de la ortografía a sus estudiantes, ya con la práctica el escribir se volverá automático, al inicio necesita de un esfuerzo basado en la revisión, concentración, regulación y corrección, pero finalmente se lograrán las metas propuestas.

Camps, Milian, Bigas, Camps, y Cabré (2007) afirman que el docente: “Debe mostrar al alumno la necesidad de conseguir el dominio del código gráfico, descubriéndole su función y motivándole suficientemente para que se convierta en un sujeto activo del aprendizaje” (p.9).

En estudiantes de secundaria la motivación es algo complejo de lograr, para escribir bien hay que leer; en la Institución Educativa en la que realizo mi práctica docente existe un horario dedicado a la lectura denominado “hora lectora”, este de cierto modo, ayuda a mejorar su escritura, los estudiantes pueden observar y analizar una buena forma de escritura que posiblemente pueden aplicar a futuro. Por otra parte, en el aula de clases son comunes las consultas respecto a un tema para abstraer aquello que entendieron, y es ahí donde se puede evidenciar su ortografía.

Muchos de los estudiantes contemplan que en el área de tecnología e informática no se revisa la ortografía, por esta razón, se despreocupan por revisar sus errores y tratar de mejorarlos; no obstante, desde el primer día de clases decidí darles a conocer la importancia de la ortografía y que también era un punto para evaluar en los talleres. Por mi parte decidí escribir con los mínimos errores ortográficos, incluso cuando hablo con ellos en el grupo de WhatsApp, poco a poco los estudiantes se han dado cuenta de aquello que quiero transmitirles en cuanto a su escritura y están mejorando cada vez más.

Camps, Milian, Bigas, Camps, y Cabré (2007) afirman que el docente: “Debe mostrar al alumno la necesidad de conseguir el dominio del código gráfico, descubriéndole su función y motivándole suficientemente para que se convierta en un sujeto activo del aprendizaje” (p.9).

En estudiantes de secundaria la motivación es algo complejo de lograr, para escribir bien hay que leer; en la Institución Educativa en la que realizo mi práctica docente existe un horario dedicado a la lectura denominado “hora lectora”, este de cierto modo, ayuda a mejorar su escritura, los estudiantes pueden observar y analizar una buena forma de escritura que posiblemente pueden aplicar a futuro. Por otra parte, en el aula de clases son comunes las consultas respecto a un tema para abstraer aquello que entendieron, y es ahí donde se puede evidenciar su ortografía.

Pascual y Carrril (2017) complementan:

Al mismo tiempo que de estas lecturas y composiciones se extraen significados, se integran ideas y se realizan inferencias. La comprensión lectora y la ortografía se abordan, de este modo, de manera conjunta. Cualquier programa que afronte la mejora de estas dos habilidades simultáneamente contribuirá a que los alumnos mejoren de manera global su rendimiento académico.(p15)

Por lo anterior, la lectura y escritura van juntas y se complementan, el proceso de mejorar el escribir se logra por medio de la práctica y es importante que los docentes animen a sus estudiantes a mejorar, puede que tal vez alguno de ellos en un futuro se sienta agradecido por esto.

“Escribe de la manera correcta, cuesta poco, pero dice mucho.”

 

Referencias

Camps, A., Milian, M., Bigas, M., Camps, M., y Cabré, P. (2007). La enseñanza de la ortografía. Barcelona, España: Editorial GRAÓ. Recuperado de https://www.researchgate.net/profile/Anna_Camps/publication/39147316_La_ensenanza_de_la_ortografia/links/547f84540cf25b80dd6e7f1c/La-ensenanza-de-la-ortografia.pdf

Gómez, A. (2007). La ortografía del español y los géneros electrónicos. Comunicar, XV (29), 157-164. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/158/15802926.pdf

Pascual, I., y Carrril, I. (2017). Relación entre la comprensión lectora, la ortografía y el rendimiento: un estudio en Educación Primaria. Ocnos: Revista de Estudios sobre Lectura, 16 (1), 7-17. doi: 10.18239/ocnos_2017.16.1.1167. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/2591/259151088001.pdf

Acerca de ... Guiovanna Sofia Rivadeneira Ortega

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

2 comments

  1. Pedro Antonio Torres Medicis

    Como docentes estamos expuestos a ser juzgados de múltiples maneras, el cómo actuemos en frente de nuestros estudiantes será el pan de cada día para los padres de familia, para nuestros compañeros de labor, para los coordinadores e inclusive para el rector de la institución en donde laboremos, como sea siempre saldrán a relucir las críticas, en algunos casos positivas en otros un tanto imparciales, pero sobre todo abran críticas negativas las cuales pretenderán afectar nuestro rendimiento de manera positiva o negativa, nos servirán para reflexionar y crecer como profesionales.

    Nuestros mismos estudiantes nos juzgaran si empleamos el tablero de manera in adecuada plasmando sobre él textos que estén fuera de las normas ortográficas regulares, las gramaticales e inclusive las sintácticas que empleemos para redactar la información o conocimientos que pretendamos entregarles para su crecimiento escolar, personal y posiblemente profesional.

    Para ello internacionalmente hay normas las cuales regulan la escritura, son normas que debemos tenerlas en cuenta cuando redactamos un texto, por esto pensar bien el tema propuesto, trazar un plan o guion, escribir con sencillez y naturalidad, ser claros en lo que queremos expresar, utilizar las palabras con precisión, usar correctamente los signos de puntuación, realizar primero un borrador o inclusive profundizar sobre la lectura y conocimiento del idioma en que lo aremos nos llevan a que para escribir lo primero en que debemos fijarnos es en nuestra ortografía la cual nos permite una mejor comunicación escrita, nos ayuda a demostrar un buen nivel de cultura y a desarrollar el intelecto tanto en nosotros como la persona que lea nuestros escritos; esta también será la que ayude a dar sentido a las ideas que busquemos expresar a través de nuestros escritos.

    Sin tener un conocimiento investigativo profundo podemos ver que hoy en día esta práctica ha sido afectada y se puede decir que ha retrocedido mirándose afectada por el auge de las redes sociales y la mensajería instantánea, en las cuales se puede destacar que se escribe de una manera in adecuada mas no como debería ser, es decir, no se tiene en cuenta la redacción, puntuación o normas de escritura ya que en estos medios no es relevante para los usuarios tenerlas en cuenta, y termina pasando segundo plano en el cual lo importante es entregar un mensaje de manera rápida sin importante como llegue a entenderse.

    Carriquí (2015) afirma: “La ortografía es un aspecto de la lengua muy importante que siempre ha estado presente en la educación. Hoy en día, sigue siendo un problema tanto para el que la aprende como para el que la enseña.” (p. 2).

    En la expresión escrita de la lengua, la ortografía es un aspecto muy importante. Aunque la ortografía pertenezca al área de Lengua Castellana, todas las áreas deben estar integradas en su enseñanza. Esta destreza es esencial para comunicarnos por escrito y que así el interlocutor nos comprenda de manera adecuada, nos permite escribir correctamente y trasmitir el mensaje de forma clara, precisa y coherente. La ortografía es un instrumento muy complejo para el que la aprende y un desafío para el que la enseña. (carriquí, 2015, p. 5).

    En consecuencia, a todo esto, tomando una experiencia en las primeras clases que dicté a estudiantes de primaria; recuerdo que alguna vez escribí una palabra sin tener en cuenta su forma correcta y por ello fui criticado y juzgado, lo cual me impulsó a reflexionar y crecer en el uso de la ortografía que se emplea en el tablero para presentar conocimientos e ideas a mis estudiantes; ahora para mejorar dichas situaciones y evitar que se repitan opto por buscar en un diccionario o en internet la forma correcta de la palabra si tengo duda al escribirla y así me evito influir de manera negativa en la escritura y el empleo de la ortografía en mis estudiantes.
    Moreno & Moreno (2001) dicen: “Si aplicas en forma correcta las reglas ortográficas en tus textos, éstos expresarán realmente lo que piensas, sientes o deseas; recuerda que la escritura es una herramienta imprescindible para comunicarte con los demás.” (p. 3).
    León Tolstói. “Escribir es agregar un cuarto a la casa de la vida.”
    Referencias

    Carriquí, L. (2015). La ortografía en el aula de educación primaria: propuesta didáctica. Universidad De Jaén. Jaén, Andalucía, España. Recuperado de: http://tauja.ujaen.es/bitstream/10953.1/2072/1/Carriqu_Palma_Laura_TFG_EducacinPrimaria.pdf..pdf

    Moreno, A, & moreno, G (2001). Ortografía en la escuela 2 recuperado de: http://mestreacasa.gva.es/c/document_library/get_file?folderId=500005839580&name=DLFE-305471.pdf

  2. Danny Alexander Timana Tobar

    Estoy de acuerdo con lo que expresas en tu escrito, los estudiantes no tienen una clara percepción en la falta de ortografía, lo cual puede afectar en escritos que desarrollen en sus asignaturas durante su vida escolar, además no son conscientes de los errores que cometen con las reglas de puntuación y acentuación tanto en los dispositivos como escritos a mano y eso puede generar confusión en lo quieren expresar. Por estas razones es de gran importancia que los docentes implementen nuevas estrategias para mejorar la falta de ortografía en los niños y los jóvenes para disminuir las dificultades ortográficas a la hora de actuar sobre el error y en otros casos.
    Maya (2017), afirma que: El dominio de la ortografía es uno de los problemas más difíciles que encaran los estudiantes al momento de escribir. Un aspecto que no solo afecta a los alumnos al inicio de su aprendizaje, sino que se presenta constantemente en todos los niveles educativos. El estudio de las normas para poder escribir bien es la base de nuestro lenguaje, de ahí la importancia de inculcarlas desde los primeros grados de escolaridad, donde los estudiantes empiezan a expresar sus pensamientos de forma escrita. (p.40)

    Como docentes, nuestra obligación es motivar a los estudiantes sobre la importancia de la ortografía, además, incentivar en ellos la cohesión de las ideas, signos de puntuación y determinar los posibles errores que pueden cometer en el proceso de un escrito, cabe resaltar como profesionales en la educación debemos escribir correctamente. Si bien es cierto, tenemos dudas de cómo escribir ciertos términos; es necesario implementar herramientas apropiadas para que ellos mismos disminuyan las dudas que tengan.

    En mi práctica, los estudiantes del grado 5, cometen algunos errores ortográficos como por ejemplo omitir una “h” en la palabra historia o mayúsculas cuando se empieza un párrafo, signos de puntuación mal empleados, palabras sin tilde, oraciones sin coherencia ni cohesión; es decir, textos con todas las ideas en desorden. Pude apreciar que la ortografía es un dolor de cabeza tanto de estudiantes como de docentes en la Institución que me asignaron, desde mi punto de vista, las normas responden a un largo proceso de evolución de la lengua castellana, que hoy en día va cambiando de una manera inadecuada, lo cual perjudica en ellos una mala redacción claramente no diferencian la forma de escribir dice mucho al momento de precisar el sentido o el significado de un mensaje.

    En ciertas ocasiones los estudiantes no utilizan de manera adecuada las herramientas tecnológicas para fortalecer la ortografía, por esta razón, no se preocupan de corregir y mejorar ciertos términos que son dudosos al momento de escribir.

    Uribe (2015), afirma:
    Mucho se puede decir acerca de las normas de redacción y ortografía.., sin embargo, la mejor sugerencia que se puede hacer para mejorar la manera de escribir, es la formación de la voluntad. Si no existe voluntad de parte de un estudiante, todo queda en buenos deseos. Entonces, tomando como base este elemento, se presentan las siguientes recomendaciones para desarrollar una buena redacción y a la larga perfeccionar el estilo con excelente ortografía. (p.37)

    En conclusión, el proceso para mejorar la falta de ortografía depende que los docentes apliquen de manera correcta las reglas ortográficas logrando transmitir con naturalidad a sus alumnos dicho dominio y, de ese modo, aumentar las capacidades expresivas y comunicativas de manera coherente.

    “El tener una buena ortografía influye de manera positiva en tu imagen profesional”

    Referencias

    Maya, H. (2017). La mala ortografía: un problema que afecta a los estudiantes. Runin, 5(1), 39-43. Recuperado de http://licinfo.udenar.edu.co/runin/archivos/volumen/5/5_39-43.pdf
    Uribe, C. (2015). ¿por qué los estudiantes no tienen buena ortografia?. Universidad de Tolima, Ibagué, Colombia. Recuperado de http://repository.ut.edu.co/jspui/bitstream/001/1634/1/APROBADO%20CLAUDIA%20PATRICIA%20URIBE%20QUINTERO.doc.pdf

Deja un comentario