BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / ¿POR QUÉ USAR EL MÉTODO DE CASOS EN EL AULA?

¿POR QUÉ USAR EL MÉTODO DE CASOS EN EL AULA?

Los casos son instrumentos educativos complejos que revisten la forma de narrativas. Un casó incluye información y datos: psicológicos, sociológicos, científicos, antropológicos, históricos y de observación, además de material técnico. Aunque los casos se centran en áreas temáticas específicas, por ejemplo historia, pediatría, gobierno, derecho, negocios, educación, psicología, desarrollo infantil, enfermería, etc., son, por naturaleza, interdisciplinarios. Los buenos casos se construyen en torno de problemas o de “grandes ideas”: puntos importantes de una asignatura que merecen un examen a fondo. (Wassermann, 1994, p.5)

Algunos de nuestros maestros de Universidad en alguna ocasión han logrado cautivar la atención de sus estudiantes proponiendo el análisis de casos reales en los que se evidencie algún tema de debate, como pueden ser: acoso escolar, discriminación racial, violencia de género, entre otros, pero la mayoría de docentes de algunas Instituciones educativas excluyen el uso de casos en la práctica, quizás por la falta de experiencia en la ejecución de estrategias de enseñanza aprendizaje haciendo uso de estos, o a causas externas, pero ¿será que el estudiar casos reales como estrategia de aplicación logran cautivar la atención de los estudiantes de secundaria?

Existe una probabilidad, siempre y cuando logre hacer una contextualización del caso para el grupo de estudiantes y lograr en ellos un acercamiento a la vida real, Respecto a los métodos de casos Pérez y Aneas (2014) complementan:

El método de casos es un modo de enseñanza eminentemente activo. Consiste en la descripción de una experiencia, fenómeno o situación basada en un caso real y específico a partir del cual se plantea un problema a resolver como base para la reflexión y el aprendizaje de los estudiantes. Así, éstos construyen su aprendizaje mediante el análisis, la interpretación de los elementos contextuales y personales, la búsqueda de soluciones, el contraste de ideas y opiniones y la elaboración de conclusiones para generar el conocimiento oportuno que permita encontrar una respuesta viable al problema planteado. Esta estrategia didáctica ofrece a los estudiantes la oportunidad de relacionar los conocimientos teóricos y/o técnicos de la materia o curso en situaciones de aplicación práctica. Promueve el aprendizaje significativo y proporciona un entrenamiento frente a las situaciones futuras que deberá afrontar como profesional. (p.9)

Para poner en escena lo descrito anteriormente, en el aula de clase se trató el caso de Amanda Todd, una joven estudiante canadiense víctima del ciberbullying, el objetivo de la clase pretendía buscar una serie de soluciones como forma preventiva para estos hechos, en su desarrollo los estudiantes estuvieron atentos con el tema, al ser de la vida real, lograron apropiarse de él y argumentaron su posición al respecto. Además, se trabajó un aprendizaje colaborativo confrontando ideas, opiniones y conclusiones grupales formando una reflexión final del caso y tomando alternativas como la seguridad en el internet, hablar con personas conocidas, etc.

Cabe resaltar que la metodología de casos es diferente al estudio de caso, Pérez y Aneas (2014) explican su diferencia:

El estudio de casos (case study), también denominado frecuentemente análisis de casos, se centra en el objeto de estudio (el caso) mientras que el método de casos (the case method) utiliza el caso como objeto de enseñanza. Así el estudio de casos está más directamente vinculado a la metodología de investigación mientras que el método de casos acostumbra a utilizar los casos como estrategia didáctica. Es en este último sentido en el que enmarcamos nuestro trabajo. No obstante, conviene reconocer que las fronteras entre el aprendizaje y la investigación, y viceversa, pueden devenir difusas. (p.8)

El estudio de caso requiere un nivel superior de análisis, por su complejidad, no podría aplicarse en el aula de clase con estudiantes de secundaria. Por otra parte, el uso adecuado del método de casos puede lograr buenos resultados mejorando el proceso de enseñanza aprendizaje.

Los maestros pueden comprobar que los estudiantes adquieren conocimientos y realizan un análisis más inteligente de los datos. Pueden comprobar que adquieren mayor tolerancia de la ambigüedad y comprenden mejor las complejidades de los conceptos y problemas. Pueden comprobar que la enseñanza basada en el método de casos se aplica con eficacia en casi todas las materias y en la mayoría de los niveles educativos, desde la escuela primaria hasta la universidad. (Wassermann, 1994, p.10)

“El método de casos es una oportunidad más para lograr que los estudiantes mejoren sus capacidades”

 

 

Bibliografía

Pérez, N. y Aneas, A. (2014). La metodología del caso: un poco de Historia. En Pérez, N. (Ed). Metodología del caso en orientación. (pp. 8-13).  Barcelona, España: Universitat de Barcelona. Obtenido de http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/52210/10/NuriaPerez_Mar%C3%A714.pdf

Wassermann, S. (1994). El estudio de casos como método de enseñanza. Buenos Aires, Argentina: Amorrortu Editores. Obtenido de http://www.habilidadesparaadolescentes.com/archivos/1994_El_estudio_de_casos_como_metodo.pdf

Acerca de ... Guiovanna Sofia Rivadeneira Ortega

LEA TAMBIÉN

¿QUÉ SON LOS AMBIENTES DE APRENDIZAJE?

Los ambientes de aprendizaje son tendencias contextualizadas de disciplinas estudiadas por el hombre, como son ...

Deja un comentario