BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / EL COMPROMISO, UN VALOR POR ENSEÑAR

EL COMPROMISO, UN VALOR POR ENSEÑAR

El docente es el encargado de construir aprendizaje, de proporcionar información y controlar la disciplina, además es el responsable de la formación, pero no es el único involucrado también encontramos a los estudiantes, los verdaderos protagonistas del proceso de enseñanza-aprendizaje.

El estudiante es el responsable de su propio proceso formativo en el que está obligado a cumplir con los diferentes deberes a los cuales se comprometió al inicio del año escolar, debe ser responsable para alcanzar el aprendizaje, ya que se ve involucrado su rendimiento académico, por lo que es fundamental contar con una gran disposición hacia las actividades escolares encomendadas por el docente.

Vera & Palma (2005) afirman:

(…) la tarea del compromiso del estudiante con el aprendizaje, en tanto eslabón fundamental para el rendimiento escolar y la equidad, sea también una tarea que encante e inspire a todos los miembros de la comunidad escolar a encontrar y formular sus propios compromisos de aprendizaje y desarrollo. (p.13)

Son muchos los compromisos que he evidenciado en los estudiantes, en los que destaco: la participación activa en los procesos académicos, la realización de las actividades académicas y la puntualidad al entregar las tareas en el horario establecido; además es importante destacar que las acciones como el ser respetuoso, honesto, solidario y cortés con las personas también forman parte de las obligaciones a cumplir por el estudiante.

De igual manera el incumplimiento de los compromisos anteriormente mencionados afectan el desempeño escolar, es fundamental que para el cumplimiento se involucre a la familia, al profesor y al propio estudiante, ya que se debe trabajar en conjunto por medio del dialogo, la confianza, la orientación continua y el afecto; es importante que se concienticen y se comprometan con el estudio, ya que los adultos son los indicados para motivar a los estudiantes en el proceso formativo que los acompañara a lo largo de su vida. Como lo afirma

Carini, R., Kuh, G. & Klein, S. (citado por Pineda et al., 2014):

Ese acto de compromiso contribuye a la construcción de los cimientos para el desarrollo de habilidades y disposiciones esenciales para una vida productiva y satisfactoria que se extiende más allá de la universidad. Esto implica que en la medida en que los estudiantes se involucren en ese tipo de experiencias, desarrollarán hábitos que favorecerán su capacidad para el aprendizaje a lo largo de la vida y el éxito en su desempeño profesional y personal.

Actualmente la educación exige que el estudiante sea activo en las diferentes actividades realizadas en el aula y fuera de ella, debe ser responsable, crítico, constructor de su proceso de aprendizaje, competente, conocedor de los problemas sociales del contexto en el que tiene la responsabilidad de proponer posibles soluciones.

Todo estudiante debe reconocer que la educación no es una obligación, es una oportunidad para triunfar, que el reto más extraordinario en el que se puede combatir la ignorancia es el conocimiento y que el conocimiento los haga libres y exitosos. Es fundamental inculcarles a los estudiantes el compromiso para la realización de las diferentes actividades ya que este se ve reflejado en los logros académicos.

Es esencial educar en el valor del compromiso ya que hará que el estudiante acepte con responsabilidad cada actividad que se le asigne, esto permitirá que en un futuro ponga en práctica todo lo aprendido, pues nada le servirá si no se convierten en hechos, logrando así alcanzar las metas.

Tello (2019) afirma:

Educar en el valor del compromiso implica ayudar a que nuestros hijos e hijas vayan desarrollando cada vez más su autonomía, su responsabilidad, su perseverancia, de manera que puedan ir tomando sus propias decisiones, se comprometan con la elección tomada y se hagan cargo de las consecuencias de sus conductas, superando los obstáculos que se van encontrando y disfrutando de alcanzar las metas que se proponen.

Vale la pena comprometerse para conseguir un buen rendimiento académico.

Referencias

Pineda, C., Bermúdez, J., Rubiano, Á., Pava, N., & Cruz, F. (2014). COMPROMISO ESTUDIANTIL Y

DESEMPEÑO ACADÉMICO EN EL CONTEXTO UNIVERSITARIO COLOMBIANO, RELIEVE. Revista Electrónica de Investigación y Evaluación educativa, 20(2), 1-20. Recuperado de http://www.redalyc.org/pdf/916/91636899004.pdf  

Tello, P., (2019). Colegio Rauquén Curicó. Corporación Educacional Rauquén. Recuperado de http://www.colegiorauquen.cl/content/corporaci%C3%B3n-educacional-rauqu%C3%A9n

Vera, R., & Palma, S. (2005). El compromiso del estudiante con el aprendizaje. Un eslabón para el rendimiento y la equidad. Recuperado de https://biblio.flacsoandes.edu.ec/catalog/resGet.php?resId=16878

Acerca de ... Claudia Andrea Tumbaco Caez

LEA TAMBIÉN

¿QUÉ SON LOS AMBIENTES DE APRENDIZAJE?

Los ambientes de aprendizaje son tendencias contextualizadas de disciplinas estudiadas por el hombre, como son ...

One comment

  1. Edinson Andres Meneses Rosero

    El compromiso escolar tiene un papel importante en la educación, puesto que si no existe un compromiso previo por parte de los estudiantes el proceso de enseñanza aprendizaje no se llevará adecuadamente, afectando su aprendizaje.

    El aprendizaje en la escuela requiere que los estudiantes presten atención, observen, memoricen, entiendan, establezcan metas y asuman la responsabilidad de su propio aprendizaje. Estas actividades cognitivas son imposibles sin la participación activa y el compromiso de los alumnos. Los maestros deben ayudar a los estudiantes a ser activos y orientar sus metas, al construir sobre su deseo natural de explorar, entender cosas nuevas y dominarlas. (Vosniadou, 2002, pág.6)

    Igualmente, cabe señalar que el compromiso escolar no solo tiene que ver con los estudiantes, sino también, los padres de familia tienen un papel importante en la educación de sus hijos, por esta razón, el compromiso de los padres es fundamental en la educación de los estudiantes. A veces, los padres no están tan comprometidos con la educación de sus hijos, puesto que le dan más importancia al aspecto económico, dejando otros aspectos importantes de lado, como ayudarlos en las tareas, desarrollar en ellos hábitos de estudio o simplemente el tiempo que les dedican.

    Después de analizar las entrevistas constatamos que las familias visualizan su compromiso con el desempeño escolar solo en algunos aspectos tales como: lo económico; la presentación personal; las reuniones de apoderados y citas a entrevistas; dejando de lado, involuntariamente, otros aspectos relevantes como son: el apoyo en las tareas escolares; hábitos de estudio; tiempo dedicado a sus hijos/as; responsabilidad educativa; conocimiento e interacción con la escuela y profesores/as. (Mercado, Paiva, Elgueta, Urrutia, & Vásquez, 2008, pág. 20)

    Las familias le atribuyen mayor importancia al aspecto económico, ya que, en primera instancia, deben satisfacer sus necesidades, para luego cumplir con sus compromisos económicos con la escuela, puesto que para los padres y apoderados es más alcanzable responder de este modo, que colaborar con el apoyo en las tareas escolares. En muchas ocasiones se limitan en este aspecto debido a su nivel educacional. (Mercado, Paiva, Elgueta, Urrutia, & Vásquez, 2008, pág. 20)

    Se debe tener en cuenta, que el docente tiene un papel importante en el proceso de enseñanza aprendizaje, por esta razón, su compromiso con la educación debe estar en un grado bastante alto. El nivel de compromiso del docente hace que deje de ser solo un transmisor de conocimiento y se convierta en ese docente que genera en sus estudiantes ganas de aprender más, ayudándolos a ser activos y orientándolos en su proceso de aprendizaje, fomentando su deseo natural de explorar y aprender cosas nuevas.

    El compromiso reviste, define y configura el ser del profesor más allá del rol de transmisor de aquello producido por otros, pues antes precisa la esencia de ser profesor. De esta forma el compromiso incide como eje que responde a lo que el docente es, tanto en lo individual como en lo colectivo, es decir aparece como un catalizador de la identidad profesional del profesor. (Fuentealba, & Imbarack, 2014, pág.263)

    En la Institución en la que estoy haciendo mi práctica docente, se nota claramente el compromiso escolar que tienen docentes, estudiantes y padres de familia, esto es gracias a que casi todos los días se está repitiendo aspectos importantes sobre los compromisos que se tiene en la Institución.

    “si nos comprometemos con la educación todos ganamos.”

    Referencias

    Vosniadou, S. (2002). Cómo aprenden los niños. Cooperativa Editorial Magisterio. Recuperado de http://calidadeducativa.webcindario.com/archivos/como_aprenden_los_ninios_vosniadou.pdf

    Mercado, M., Paiva, S., Elgueta, D., Urrutia, C., & Vásquez, H. (2008). El compromiso familiar frente al desempeño escolar de niños y niñas de educación general básica en la ciudad de Chillán. Horizontes Educacionales, 13(1), 11-21. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/979/97912446001.pdf

    Fuentealba R., & Imbarack P. (2014). Compromiso docente, una interpelación al sentido de la profesionalidad en tiempos de cambio. Estudios pedagógicos (Valdivia), 40(ESPECIAL), 257-273. Recuperado de https://scielo.conicyt.cl/pdf/estped/v40nEspecial/art15.pdf

Deja un comentario