BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Acompañamiento de los docentes titulares

Acompañamiento de los docentes titulares

Al iniciar mi práctica pedagógica entre con muchas dudas acerca del cómo desarrollar lo que tenía preparado para las clases, cómo manejar los grupos que me habían asignado pues no conocía a los niños, pero desde el momento en que los docentes titulares me presentaron con los estudiantes supe que no estaría sola en este proceso y empecé a ver en ellas un punto muy importante de referencia para mí practica pues son persona con mucha experiencia y sabía que podía aprender muchas cosas de ellas.

García, D. (2012) afirma: “El acompañamiento es una construcción compartida entre los sujetos. Y por esto, tanto los acompañantes como los acompañados, experimentan mejoras importantes en el ejercicio de su profesión y en la comprensión de sus responsabilidades ciudadanas.” (P.14).

Al dialogar con algunos de mis compañeros practicantes muchos coinciden en que es “mejor” que los docentes titulares no estén presentes en el aula a la hora de las clases, argumentando que así no tienen quejas y cuentan con la libertad de abordar temáticas a su gusto, se sienten con más confianza y autoridad para llamar la atención a los estudiantes etc. En mi caso, he contado con el acompañamiento permanente de mis docentes titulares desde el primer día esto ha sido de gran ayuda para mejorar algunas falencias y lo más importante reflexionar acerca de cómo estoy llevando mi labor como docente practicante y saber qué aspectos debo mejorar o incluir en mí practica para que esta sea aún más significativa para mis estudiantes.

El acompañamiento pedagógico es una estrategia para el fortalecimiento profesional de los docentes, en la que se interactúa de manera autentica y horizontal, se establece un vínculo de escucha y reflexión constante según las necesidades pedagógicas de trabajo para que se desarrolle la autonomía y criticidad del docente. (Cantillo, B, & Calabria, M, 2018, P.13)

Es muy gratificante recibir mensajes de mis docentes titulares agradeciendo y valorando todo el empeño y dedicación puesta en el desarrollo de las clases ya que con el pasar de los días el manejo de grupo ha ido mejorando, los niños se notan más dispuestos a aprender y cada día vuelvo a la institución más motivada para dar lo mejor a mis niños, lo anterior no hubiera sido posible si mis profesoras me hubieran dejado sola pues cada consejo y cada “regaño” lo he tomado de la mejor manera para crecer y llevar de la mejor manera mi práctica docente.

QUE LOS BUENOS PROFESORES TE INSPIREN A SER MEJOR.

 

Referencias:

Cantillo, B, & Calabria, M. (2018). ACOMPAÑAMIENTO PEDAGÓGICO: ESTRATEGIA PARA LA PRÁCTICA REFLEXIVA EN LOS DOCENTES DE TERCER GRADO DE BÁSICA PRIMARIA. Universidad  de la Costa CUC. Barranquilla, Colombia. Recuperado de https://practicareflexiva.pro/wp-content/uploads/2019/03/Investigacio%CC%81n-sobre-acompan%CC%83amiento-pedagogico.pdf

García, D. (2012). Acompañamiento a la práctica pedagógica. Recuperado de  http://biblioteca.clacso.edu.ar/Republica_Dominicana/ccp/20170217042603/pdf_530.pdf

 

 

 

Acerca de ... Maria Alejandra Delgado Martinez

LEA TAMBIÉN

¿QUÉ SON LOS AMBIENTES DE APRENDIZAJE?

Los ambientes de aprendizaje son tendencias contextualizadas de disciplinas estudiadas por el hombre, como son ...

One comment

  1. Ower Alexander De La Cruz Santacruz

    El período de iniciación laboral resulta complejo en cualquier ámbito de desempeño. Lo que uno sabe, lo que uno aprendió en las instancias formativas que atravesó, nunca parece ser suficiente en los comienzos. Tratándose de ocupaciones en las que además se involucran las «almas» de las personas (sus deseos, expectativas, emociones), la complejidad aumenta. (Vezub & Alliaud, 2012, p.15)
    Con relación a lo que expresa el autor, al iniciar nuestra labor profesional, en especial la docencia, que es en donde más se interactúa con personas, todo lo aprendido, los saberes teóricos, resultan difíciles de llevarlos a la práctica, además, según Vélaz de Medrano Ureta (2009) (…) las características del centro al que llega el nuevo profesor (rural/urbano, público/privado, grande o pequeño, con un proyecto educativo propio y consolidado o no, etc.), de la etapa (inicial, primaria, secundaria, etc.), del alumnado a su cargo (más o menos diverso), y de las relaciones con las familias y los compañeros, modelan también las demandas que recibe el profesor novel, y en consecuencia sus respuestas y dudas. Pero generalmente tampoco para esta diversidad de situaciones ha sido formado. (p.211)
    Como se menciona en el escrito, las dudas, la incertidumbre de lo que pueda pasar, los nervios, además de la preocupación de aplicar lo planeado, de que los estudiantes estén prestos y puedan aprender, son particularidades que se manifiestan al iniciar la práctica pedagógica; las primeras experiencias forman las primeras impresiones en el estudiante.
    Al trabajar con niños de primaria muchos factores, como la disciplina, la autoridad del docente, el control de grupo, son fundamentales para obtener y mantener su atención, cosa que como docentes noveles desconocemos o dadas las situaciones no sabemos cómo proceder; la experiencia de los docentes titulares se convierte en un punto de referencia, los consejos y recomendaciones que ellos nos pueden brindar a través de su observación pueden ayudar a mejorar en lo que se está fallando.
    Después de cada clase de Tecnología e Informática permanecer unos minutos más en el aula, observando el comportamiento de los estudiantes frente a las estrategias utilizadas por el docente a cargo, han proporcionado una orientación para afrontar las exigencias del contexto educativo en el que me encuentro.
    El auge de la tecnología de la información y de la comunicación, desde la creación del televisor y el uso doméstico del video, hasta la llegada de Internet a las instituciones educativas, obliga hoy a los docentes a planificar la instrucción con algo más que una pizarra, una transparencia y un libro. (Suárez, 2003, p.105)
    A partir de lo que expresa el autor no solo nosotros, como practicantes, podemos aprender de los docentes titulares; cuando se planea una clase diferente a lo tradicional incluyendo la multimedia, el juego, las dinámicas, etc. Logrando los objetivos planteados, se puede generar una reflexión compartida sobre el trabajo que se está realizando, un aprendizaje entre todos los actores presentes.
    A medida que aprendemos podemos enseñar.

    Suárez, R. (2003). Nuevas Tecnologías en el Aula. Guía de Supervivencia. Docencia Universitaria, 1(5), 105-106. Recuperado de
    http://www.ucv.ve/fileadmin/user_upload/sadpro/Documentos/docencia_vol4_n1_2003/9_art._6_rese%C3%B1a_rosario.pdf

    Vélaz de Medrano Ureta, C. (2009). Competencias del profesor-mentor para el acompañamiento al profesorado principiante. Profesorado. Revista de Curriculum y Formación del Profesorado, 13(1), 210-229. Recuperado de
    http://digibug.ugr.es/bitstream/handle/10481/13629/rev131ART14.pdf?sequence=1&isAllowed=y

    Vezub, L., & Alliaud, A. (2012). El acompañamiento pedagógico como estrategia de apoyo y desarrollo profesional de los docentes noveles. Aportes conceptuales y operativos para un programa de apoyo a los docentes principales de Uruguay. Uruguay: Ministerio de cultura y deporte. Recuperado de
    https://oei.org.uy/uploads/files/programs/1/projects/17/el-acompanamiento-pedagogico-como-estrategia-de-apoyo-y-desarrollo-profesional-de-los-docentes-noveles.pdf

Deja un comentario