BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / EL CASO DE SERGIO URREGO.

EL CASO DE SERGIO URREGO.

Antes de empezar, debemos saber que esta lectura puede ser catalogada como un caso más de bullying; sin embargo, la situación que lastimosamente vivió el protagonista llega un poco más lejos de lo imaginado, debido a las circunstancias donde todo termina afectando principalmente a Sergio, también a su familia y de alguna manera a la educación Colombia.

Empecemos recordando que cada vez que afrontamos un problema en aula de clases pueden estar comprometidos uno o varios estudiantes, siempre reaccionaremos con nuestra respectiva intervención y es aquí donde se desarrolla el caso de Sergio. Pulgarin (2015) afirma:  

A principios de septiembre de 2014, un alud de noticias, columnas de opinión, reportajes, etc., se produjo tras el lamentable suicidio del joven de 16 años Sergio Urrego, quien sufrió fuertes presiones en su colegio por manifestar una sexualidad desafiante a la norma heterosexual. Este caso fue llevado a los estrados judiciales. En primera instancia se declaró que el joven sí había sufrido discriminación por parte de las directivas de la institución educativa. (p.23)

Para entender un poco mejor sobre este caso, el estudiante fue discriminado por los administrativos del colegio después de saber sobre su homosexualidad, el colegio lo expulsa y después no acepta el reingreso de Sergio para este termine su bachillerato; esto se junta a que la familia de la pareja de Sergio que también estudiada en mismo colegio lo demandan por acoso sexual, agregando más presión a lo que estaba ocurriendo. Todo esto conlleva al desenlace tan lamentable donde Sergio termina con su vida.

Pero esto no terminan aquí, más adelante las represalias empezaron a dirigirse a los compañeros de salón de Sergio. Hernández Pérez (2016) afirma:   

Posteriormente, el colegio castigó a los compañeros de Sergio que fueron a su sepelio y los obligó a recuperar el tiempo de ausencia estudiando un sábado. La rectora advirtió a los alumnos que debían ser discretos y que “gente como esa no es aceptable en el colegio”; una compañera de los estudiantes confesó, que la rectora habría dicho que la muerte de Sergio era un beneficio para la sociedad y que ellos no tenían la culpa porque Sergio se había suicidado cuando ya no era alumno del Gimnasio Castillo Campestre. (p.7)  

Toda esta historia puede incluirse en nuestra labor académica, teniendo en cuenta que en estos casos las personas involucradas tienen que ser tratadas de igual forma sin ser discriminadas por su orientación sexual, tratar a una persona como igual incluye que esta tenga derecho a la educación, derecho a ser tratada dignamente y como docentes intervenir de manera adecuada si estos casos se presentan. El autor Carvajal Muñoz (2013) expresa que:   

En el ordenamiento jurídico nacional la norma constitucional hace alusión al Derecho a la Igualdad de manera explícita e implícita que permiten encontrar en el espíritu de la norma la amplia protección del ser como persona merecedora de garantías y reivindicaciones ligadas a un trato igual sin diferenciación alguna. (p.126)   

Algunas personas todavía tienen la concepción “si alguien es diferente es una amenaza”, tratando por medio de maltrato y acoso que la víctima se vea forzada a encajar de una única manera en nuestra sociedad. Como docentes debemos evitar si una situación similar está pasando; sin embargo, cuando la situación se salga de las manos como en el caso anterior, es mejor dejar que el caso sea tratado por personas fuera de la institución, con pleno conocimiento en los derechos humanos y los saberes respectivos, esto lo tendría que haberlo puesto en práctica la institución que perjudicó a Sergio, ya que antes de pronunciarse o realizar cualquier acción debería haber acudido a un concepto jurídico el cual orientará a la institución para no tener consecuencias futuras.

Como docentes el servir para crear un mejor futuro es nuestra tarea.

 

Referencias.

Carvajal Muñoz, P. (2013). El reconocimiento de derechos a la comunidad LGBTI. Juridicos CUC, 9, 123-141. Recuperado de https://revistascientificas.cuc.edu.co/juridicascuc/article/view/443/pdf_29

Hernández Pérez, C. A. (2016). El bullying por orientación sexual, una consecuencia de discriminación sistemática por orientación sexual en Colombia: Caso de Sergio Andrés Urrego. Recuperado de https://repository.ucatolica.edu.co/bitstream/10983/13668/4/El%20bullying%20por%20orientaci%C3%B3n%20sexual%2c%20una%20consecuencia%20de%20discriminaci%C3%B3n%20sistem%C3%A1tica%20por%20orientaci%C3%B3.pdf

Pulgarin, J. M. P. (2015). Cuando Oliver se dio un beso con otro niño, con su mejor amigo, Dick: lenguajes literarios y lenguajes violentos dirigidos a jóvenes LGBTQ en el sistema escolar. Revista CS, (15), 18-39. Recuperado de https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5129036.pdf

Acerca de ... Whathson Rene Ordoñez Torres

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

2 comments

  1. Danny Alexander Nazate Martinez

    Teniendo en cuenta el caso anterior, resulta difícil creer que en algunas Instituciones se esté dejando de lado al estudiante y no se tome en cuenta su forma de pensar y actuar, tal como nos relata el compañero, podemos apreciar que la Institución discriminó a su alumno, terminando todo esto en una tragedia. A nivel nacional, se puede decir que siguen existiendo colegios los cuales no aceptan a personas que tienen diferentes tendencias sexuales.
    Londoño (2016) afirma:
    En Colombia hay un gran desconocimiento y miedo por asumir la sexualidad, heterosexual y homosexual, y en lugar de enseñar se pretende castigar. Los manuales de convivencia de otros colegios están llenos de frases que censuran la sexualidad con términos como “actitudes obscenas”, “los comportamientos degradantes”, y prohíben “los comportamientos lascivos”, que “promueven e incitan a la homosexualidad.
    Con respecto a lo anterior, se puede inferir en que los colegios se cierran a formas de pensamiento diferentes a lo habitual, es por ello que en la sociedad es complicado ver personas homosexuales o con algún otro tipo de tendencia sexual, ya que no son aceptadas sino discriminadas.
    Por otra parte, se puede decir que los estudiantes muchas veces tienden a practicar el bullying, sin tener en cuenta las consecuencias que trae consigo hacerlo, entendiendo que “El término bullying quiere decir acoso. Otra palabra comúnmente utilizada para referirse a este fenómeno es matoneo, extraída de la palabra matón y hace referencia a intimidación o intimidar”. Sourander, Ronning, Brunstein-Klomek et al (citado por Sierra, 2012) (p.119).
    De ello resulta necesario decir, que el ser víctima de burlas o algún maltrato en extrema exageración, es algo muy habitual en la mayoría de colegios, aunque refleja una realidad, también se puede tomar como una reflexión, puesto que el bullying y la discriminación en las escuelas, colegios o inclusive en la sociedad, es algo que se debe tratar de solucionar, para que no se presenten este tipo de circunstancias que afectan directamente no solo a los estudiantes involucrados sino también a sus familias. En el ámbito docente, se puede decir que el estar pendientes de lo que pasa a nuestro alrededor es de vital importancia y sobre todo porque tenemos un compromiso no solo con los estudiantes sino con los padres de familia.
    En la Institución donde realizo mi práctica no se han visto casos en los que ocurra cierto tipo de situaciones, como lo es el bullying y la discriminación, aunque pienso que es necesario buscar estrategias que nos permitan educar no solo en conocimiento sino en valores, también considero que dichas estrategias deben implementarse desde edades tempranas en las cuales no es tan evidente que se esté llevando a cabo este tipo de actos.
    Educa para formar personas, no solo seres humanos.
    Referencias
    Londoño, Luis. (2016, 24 de agosto). Muchos manuales de convivencia discriminan. Semana. Recuperado de: https://www.semana.com/educacion/articulo/discriminacion-en-los-colegios/490987
    Sierra, Pilar. (2012). Factores de vulnerabilidad y riesgo asociados al bullying (Vulnerability and risk factors associated with bullying). CES Psicología, 5(1), 118-125. Recuperado de: http://revistas.ces.edu.co/index.php/psicologia/article/view/2171/1459

  2. Edinson Andres Meneses Rosero

    El suicidio es un grave problema en los adolescentes, quienes buscan por medio de la muerte liberarse de los problemas, a veces no se les pone atención a quienes intentan suicidarse, por que se cree que son melodramáticos o solo quieren llamar la atención. Detectar estos casos suele ser difícil antes de que sucedan y cuando son detectados pocas veces son atendidos.

    De igual forma, la motivación de buscar la muerte con el fin de terminar con los problemas que les aquejaban y el dejar de ser carga para otros, demuestra el grave conflicto por el que atraviesan estos adolescentes en el momento del acto suicida.
    También, es preocupante que sólo uno de cada cinco intentos de suicidio sea atendido en una institución de salud, pues ello implicaría que el sub–registro de las estadísticas oficiales es aproximadamente del 80%. De todas maneras, es claro que el intento de suicidio es, en esencia, un evento privado, lo que lleva a pensar que no se esperan ganancias externas significativas, situación que demanda de acciones encaminadas a una detección temprana de casos, así como a la necesidad de apoyarse en amigos y consejeros espirituales para la identificación y el manejo básico de las crisis suicidas de los estudiantes. (Villalobos, 2009, p.170)

    Cabe destacar que a veces estos problemas no se comparten con la familia, los padres al estar muy ocupados con sus trabajos u otras tareas solo le pone atención a este problema cuando es demasiado tarde.

    Es importante destacar que la mitad de los jóvenes (49.6%) no comentó a nadie que había intentado suicidarse, aun cuando se dice que la mayoría de quienes lo intentan pretenden llamar la atención de las personas que les rodean. El 50.4% sí lo comentó; de ellos, 54.8% se lo comentó a un amigo(a); 9.6% a su novio(a); 4.1% a un externo (sacerdote, psicólogo, orientador, personal de salud); 16.4% a la madre y 4.4% a ambos padres. Dada tal información, puede afirmarse que en 68.5% de los casos la familia no se enteró del suceso. (Holguín, Rodríguez, Pérez, & Valdez, 2007, p.49)

    Se ha notado que los índices de suicidio son mayores en adolescentes y en la Institución educativa en la que estoy haciendo mi práctica docente la edad de los estudiantes oscila entre los 5 y 11 años, aproximadamente, así que solo los de grados más altos, como cuartos y quintos, están empezando la adolescencia, por esta razón no se ha dado ningún caso de suicidio, además, el factor religioso que tiene la Institución les da a los estudiantes ésa esperanza, aunque falsa, pero a veces funcional que les hace reconsiderar la opción del suicidio, también cabe destacar que por la edad que tienen casi siempre suelen contar sus problemas, dando la posibilidad de actuar de manera rápida, pero a veces estos estudiantes no cuentan con el apoyo necesario para sobrellevar ese problema de manera adecuada, igualmente se debe poner mucha atención a las características y conductas que presenta el estudiante, con el fin de brindarle apoyo psicológico y evitar un problema mayor.

    Cabe resaltar, la importancia de reconocer en los jóvenes características como conductas depresivas recurrentes, desesperanza, vacío existencial, baja autoestima, o desequilibrios psíquicos, puesto que si se detectan a tiempo en el adolescente, se pueden esgrimir acciones que contribuyan con el bienestar psicológico del joven. No obstante, el panorama parece desesperanzador, pues el espectro de situaciones a las que tienen que hacer frente los jóvenes y niños en la actualidad, van desde no contar con una familia, o cuidadores que les orienten en su proceso de socialización, hasta recibir una serie de informaciones provenientes de diferentes medios de comunicación y redes sociales que carece de un sentido pedagógico y formativo.(Pinzón, Moñetón, & Alarcón, 2014, p.118)

    Por último, como docentes debemos fomentar el respeto y la tolerancia hacia los demás, por sus formas de pensar, por sus identidades de género etc. El respeto y la tolerancia son fundamentales para tener un buen ambiente escolar y familiar; por consiguiente si inculcamos estos valores tanto en niños como en padres de familia cada vez podremos reducir un poco más este problema.

    “La muerte es un gran consuelo, pero a veces no es la mejor solución, a veces”

    Villalobos, F. H. (2009). Situación de la conducta suicida en estudiantes de colegios y universidades de San Juan de Pasto, Colombia. Salud mental, 32(2), 165-171. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/sm/v32n2/v32n2a9.pdf

    Holguín, J. A. M., Rodríguez, M. J. C., Pérez, R. R., & Valdez, E. A. (2007). Intentos de suicidio en adolescentes de educación media superior y su relación con la familia. Psicología y salud, 17(1), 45-51. Recuperado de http://psicologiaysalud.uv.mx/index.php/psicysalud/article/view/738/1311

    Pinzón, M. A. V., Moñetón, M. J. B., & Alarcón, L. L. A. (2014). Variables psicosociales asociadas al intento suicida, ideación suicida y suicidio en jóvenes. Tesis psicológica, 8(1). recuperado de http://190.242.99.229/index.php/TesisPsicologica/article/view/291/287

Deja un comentario