BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Evaluar con justicia y argumentos un reto más.

Evaluar con justicia y argumentos un reto más.

Para el desarrollo de mi práctica he encontrado un reto más el cual es mantener la autoridad y autonomía en los métodos de evaluación empleados en el aula de clase, los cuales pueden verse comprometidos y afectados por múltiples factores en los que se pueden evidenciar situaciones tales como: estudiantes que exigen que se les coloque las notas más altas, también estudiantes que comparan sus notas con las de otros compañeros y mostrando su inconformidad presentan reclamos argumentando de manera crítica e inconforme el por qué un compañero tiene mejor nota sin brindarle importancia el contenido, la eficiencia, el esfuerzo o si dicho trabajo cumple de la manera más apropiada con el objetivo impuesto al plantearse la tarea; también se presentan situaciones en las que los mismos quieren cargar con toda la actividad con el fin de sobresalir sin importar opacar a sus compañeros.

Por esta razón crear medios de evaluación que les deje conformes y satisfechos a todos es una tarea compleja en la que evaluarlos se torna más complicado de lo que debería ser por la razón de que se debe tener claro por parte de los estudiantes y docente el objetivo que se busca alcanzar, para que ningún agente participante puedan objetar respecto a ello presentando reclamos de manera crítica o in oportunos los cuales puedan afectar el buen desarrollo del proceso evaluativo en el transcurso de la clase.

En consecuencia como docentes es importante tener claro el concepto de evaluación bien sea uno propiciado o aportado por el ministerio de educación o uno que nos respalde a manera personal dejándonos claro el objetivo o la meta que queremos encontrar para realizar una evaluación lo más pertinente y justa con todos nuestros estudiantes por esta razón he adoptado la definición brindada por Jonatán Triviño Mosquera en la introducción de su artículo “La Evaluación En Educación Primaria” la cual es muy clara y dice:

La evaluación es la reflexión crítica sobre los componentes en cualquier proceso, con el fin de saber cuáles están siendo sus resultados y adoptar decisiones adecuadas para la consecución de los objetivos. No es, por supuesto, una valoración aventurada, sino el futuro de unas estrategias de evaluación. (Triviño Mosquera, 2008, p.1).

Partiendo de la definición que se tome para guiarse en el desarrollo del proceso educativo será realizar una mejor labor en la planeación de clases, además de que esta brindara apoyo para realizar métodos evaluativos enfocados a la enseñanza del conocimiento a los estudiantes e irán a acordes a los que se buscan en la institución educativa los cuales son: el ser, el saber y el saber hacer principios por los cuales se guían la mayoría de las instituciones educativas de la región las cuales a su vez acatan la orden del ministerio de educación nacional de evaluar respecto a estos tres conceptos.

“¡Que todos se fajen los pantalones y adelante!”

 

Referencias:

Triviño Mosquera, J. (2008). La evaluación en educación primaria. Innovación y experiencias educativas, 13(1), 1-8. Recuperado de: https://archivos.csif.es/archivos/andalucia/ensenanza/revistas/csicsif/revista/pdf/Numero_13/JONATAN_TRIVINO_1.pdf

Acerca de ... Pedro Antonio Torres Medicis

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

One comment

  1. Jenifer Andrea Beneth Benavides

    La evaluación justa no debería ir encaminada a una nota que muchas veces se puede considerar subjetiva, sino más bien ligada al proceso de buen aprendizaje de las temáticas tratadas, teniendo en cuenta cuan bien preparados están los alumnos para ello, pues no todos tienen las mismas habilidades y capacidades.
    En muchas ocasiones los niños hacen un esfuerzo por obtener una buena nota, esto a la larga resulta perjudicial pues se deja de lado uno de los aspectos importantes como lo es su crecimiento humano.
    Lodi (citado por Lacueva, 1997) afirma que, Liberar a los niños de la recompensa de la nota (…) significa aproximar el trabajo escolar a los intereses de los niños.
    Esto es, crear el interés en el niño de aprender por gusto, por deseo de conocer cosas nuevas, de desarrollar su intelecto, de potenciar sus habilidades y no simplemente por buscar una nota, pues en ese sentido se enfocarán en estudiar los contenidos de memoria, más que en comprender lo que realmente está aprendiendo.
    Por otra parte no deberíamos hablar de cantidad sino de calidad, el proceso evaluativo justo debe ir encaminado al logro de un aprendizaje homogéneo, enfocándose primordialmente en que los niños cumplan las metas y propósitos trazados, reforzando falencias y no solo en la aplicación de pruebas cada determinado tiempo.
    La crítica también debe ser aceptada dentro de las evaluaciones justas, pues de lo contrario, se estaría incurriendo en un proceso autoritario y coartando a su vez la posibilidad de que los estudiantes incrementen sus habilidades. Cuando los estudiantes dan sus puntos de vista y razones, el docente debe ser receptivo a ellos, generándole también un aprendizaje. Como afirma Marc Jané.
    Cabe pensar que convertir la evaluación en un proceso que apoye la enseñanza y el aprendizaje puede resultar en un grado de motivación y satisfacción tanto en profesores como en estudiantes, y animar a una activa participación de ambos en procesos de interés común.
    Para concluir, en mi opinión, el fin de la educación es formar integralmente a las personas, por tanto la evaluación debería ir encaminada a ello, teniendo en cuenta el ser y el actuar como aspectos indispensables, así como también el conocer. Si se logra unir estos tres aspectos de manera adecuada dentro de una evaluación, estaríamos más cercanos al termino justicia.

    “La evaluación, un proceso de aprendizaje mutuo”

    Referencias
    LACUEVA, A. (1997). LA EVALUACION EN LA ESCUELA: una ayuda para seguir aprendiendo. Revista da Faculdade de Educação, 23(1-2), Recuperado de http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0102-25551997000100008
    Jané, M. (2005). EVALUACIÓN DEL APRENDIZAJE: ¿PROBLEMA O HERRAMIENTA?. Revista de Estudios Sociales, 20, Recuperado de http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-885X2005000100007

Deja un comentario