BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / La necesidad y la indiferencia

La necesidad y la indiferencia

En ocasiones, la falta de empleo, la escasez de dinero o los problemas económicos familiares, llevan a tomar determinaciones drásticas en el recorte de presupuesto en los gastos del hogar, es así como se refleja esta escasez económica en varios de los niños y niñas que asisten a instituciones educativas al no poseer los recursos suficientes para desarrollar de manera óptima sus actividades en la institución académica y por consiguiente ellos ven su calidad de vida con todo lo relacionado a sus condiciones materiales de existencia; y que según Mieles-Barrera (2015) el colegio y los recursos materiales son parte de ellas.

Ante tal situación he observado, en el lugar donde estoy realizando mi práctica docente, que surge algo que recientemente ha sido nombrado, según Cortina (2018), como Aporofobia o miedo a la gente pobre; de acuerdo a su percepción existe un evidente miedo a la gente pobre por el mismo hecho de no tener “nada que ofrecer” en un intercambio directa o indirectamente económico. Si bien en el salón de clases no se evidencia este comportamiento, en el momento del descanso he evidenciado que existe un rechazo por la persona que menos recursos económicos tiene, esto conlleva a una, por así decirlo, exclusión del estudiante.

El estudiante en cuestión es tratado de manera distinta por sus compañeros y compañeras, no juntándolo en los juegos que realizan, excluyéndolo de charlas y en ocasiones tratándolo de una forma indiferente.

Considero que se debe resaltar valores que incentiven a ver al ser humano no por su condición económica, sino más bien, por quién es como persona; y este trabajo comienza por nosotros como docentes, incentivando los valores en el salón de clases; no todo es teoría, no todo es conocimiento, es una vivencia integral que se debe manifestar con la implementación de valores y resaltando las cualidades y habilidades que posee cada ser humano, con aras de mostrar otra perspectiva de cada individuo y de esta forma abrir nuevos caminos para la interacción al convivir como comunidad educativa.

Esta reflexión, lejos de juzgar las condiciones económicas de los padres de familia o criticar su estilo de vida, está escrita para concientizar de cierta forma a cada lector de una realidad que es inevitable ocultar, la pobreza que existe en nuestra sociedad y como esta afecta aún a los más pequeños.

La educación integral con valores es la base para nuestra sociedad

 

Mieles-Barrera, M. D. (2015). Calidad de vida de niños y niñas de estratos medios: estudio de caso. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 13 (1), pp. 295-311.

Cortina, Adela. (2018). Aporofobia, el miedo a las personas pobres. Recuperado de: https://youtu.be/ZODPxP68zT0

Acerca de ... Jaime Andrés Lagos Chaves

LEA TAMBIÉN

LOS ESTUDIANTES DE SERVICIO SOCIAL, UN APOYO PARA EL DOCENTE

En tiempos atrás, se tenía la convicción que un docente era autosuficiente, que todo lo ...

Deja un comentario