BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / ATRACCIÓN TEMPRANA EN NIÑOS

ATRACCIÓN TEMPRANA EN NIÑOS

En algún momento de nuestra infancia hemos sentido atracción por alguien, quizá en niños no sabíamos cómo demostrarlo, bien sea por timidez o vergüenza. Recuerdo que en niña sentía una leve atracción por un compañero,  la verdad me parecía muy lindo, cuando me pedía que le preste los cuadernos siempre lo hacía y cuando se dirigía a mí los nervios me invadían y me ponía muy rojita, en fin, solo fue un gusto y ya. Estando en el colegio me pasaron dos casos, primero la atracción que tenía hacia otra persona y por otro lado ser la protagonista del gusto de otra, en la primera acepto que mi manera de demostrar un sentimiento siempre ha sido algo extraña, nunca lo manifesté ni con hechos ni palabras, solo lo sabían mis compañeras y gracias a que me molestaban por ello es que tenía contacto con esa persona, únicamente llegábamos a una charla y ya, nunca oficialicé un noviazgo como tal, primero que todo porque no sabía qué implicaba esto y por otro lado mis padres me tenían prohibido esos actos. En el segundo caso había una gran afinidad de parte y parte, oficialmente tampoco llegamos a un noviazgo, aun en el colegio seguía siendo un gusto de niños y nos invadía la vergüenza si nos miraban hablando, de igual manera existía esa atracción, un gusto vago e ignorante en el sentido de entablar una relación.

Estando en mi práctica me he podido dar cuenta que en los grados que estoy trabajando, los niños ya sienten gusto por otra persona, puedo apreciar claramente la atracción temprana que tienen hacia su compañero o compañera, quizá ellos no saben lo que sienten ni porqué actúan como lo hacen, no saben un significado concreto de lo que es el amor o la atracción física y emocional, ellos solo actúan y como su profesora me doy cuenta de sus comportamientos.

Tengo un caso particular en grado tercero, en el cual uno de mis estudiantes le fascina estar junto a su compañera, una de las niñas más juiciosas del salón, desde hace un tiempo he visto que se sienta junto a ella, en el restaurante comen juntos, él siempre la abraza y lo que más sobresale en él es la manera en que la molesta, llega al punto de cansarla, por lo cual ella acude a mí a quejarse por lo que le hace mi estudiante. El día del niño compartí un momento con ellos y él se dirigió a mí a contarme que había tenido un accidente, de hecho tuvieron que llevarlo al hospital, cuando terminó su historia vimos de lejos que se acercaba mi estudiante y rápidamente me dijo “profe chito, no le vaya a decir nada”, se achantó y se fue, con ese acto empecé a sospechar que sentía algo por ella  y todo esto lo confirmé en el desarrollo de un taller, hay que resaltar que mi estudiante es un chico indisciplinado y con un bajo rendimiento pero es encantador y muy comedido, quizá eso lo salva. Hubo una ocasión en que dejé un taller y él no quería trabajar y me dijo que lo ponga con su compañera que ahí sí lo desarrollaba, y fue así, me asombró saber que terminó la mitad del taller muy juicioso, con éste caso me pude dar cuenta que el rendimiento de mi estudiante se ve fortalecido por la compañía de la mejor alumna que a su vez es la niña que le gusta.

Según Cazador, A (citada por Carrusel, 2016)

Cada niño actúa de modo diferente, está formando su personalidad y expresa sus enamoramientos a su manera. Algunos expresan su enamoramiento diciéndolo o acercándose al otro para jugar y compartir experiencias, mientras que otros no lo manifiestan y lo viven con más vergüenza.

Mi estudiante no está en la edad de enamorarse, quizá sea la primera vez que experimenta éstos comportamientos hacia una chica, es por ello que no sabe cómo demostrarlo, en su cabeza debe pensar que molestándola y siendo brusco con ella va a llamar su atención, pero nosotros como docentes sabemos que no es así, se trata de un niño que no supera los 11 años, le falta mucho por aprender, con el tiempo se dará cuenta que hay muchas más maneras de conquistar y hacerle entender a una mujer que le atrae.

Vázquez, C. (2013)

Por supuesto, en esta etapa el enamoramiento es muy inocente, lleno de ternura infantil y fascinación por el otro. Poco tiene que ver con lo que serán los primeros amores en la adolescencia, cuando las hormonas hagan surgir las pulsiones sexuales y se manifiesten otro tipo de deseos y fantasías.

La atracción en niños es muy tierna, hay ocasiones en que debo guardar mis sonrisas de encanto cuando veo actos como el que nombre anteriormente, hasta ahora no ha pasado a mayores, tengo claro que solo son gustos, a mis niños les falta mucho tiempo para comprender qué sienten y que entiendan lo que podría ser un noviazgo, en fin, hasta el momento solo aprovecho todas las experiencias que trae mi práctica, será el tiempo el que les enseñe a mis estudiantes la etapa de su primer amor y que entiendan su significado.

“Cada etapa de la vida llega a su tiempo, nosotros como docentes no podemos impedirlo, solo debemos observar de lejos y guiar a nuestros estudiantes para que entiendan el valor de cada fase”. (Garzón, 2018).

BIBLIOGRAFÍA

Vázquez, C. (23 de diciembre de 2013).¿Cuándo viven los niños su primer gran amor? Eroski Consumer. Recuperado de http://www.consumer.es/web/es/bebe/ninos/mas-de-4-anos/2013/12/23/218775.php

Carrusel. (11 de febrero de 2016). Su primer amor, ¿cómo enfrentarlo? Revista Carrusel. Recuperado de http://www.revistacarrusel.cl/su-primer-amor-como-enfrentarlo/

Acerca de ... AURA MILENA GARZON JOJOA

LEA TAMBIÉN

Importancia del Repaso

Ante la evidente cantidad de materias, el repaso es una herramienta que se utiliza muchísimo, ...

2 comments

  1. DIEGO MAURICIO CUARÁN OVIEDO

    La atracción es un sentimiento que tarde o temprano nace en las personas, y es muy cierto que en algunos niños se expresa de manera tierna y cariñosa, pero es algo que se desarrolla según el contexto de los mismos estudiantes, en donde al igual que muchos de ellos en esa edad son afectuosos, ya que en su hogar así los han educado y así demuestran la atracción hacia sus compañeros cada día, no obstante también hay estudiantes cortantes y groseros, visto más en los hombres, debido a que en algunos hogares siguen teniendo presente la idea de masculinidad hegemónica, donde el hombre trata mal a las mujeres y no se le demuestra cariño alguno porque eso es de niñas, dándoles la idea a los hijos que deben demostrar el aprecio a través de golpes e insultos, Domínguez Martínez (2010) afirma: “La educación es un proceso muy largo que comienza siendo impartida por la familia y luego la escuela y se necesita de ambas partes para conseguir un pleno desarrollo educativo y personal del niño/a.”(p.1)

    Visualizando así, que en algunas aulas hay un trato grosero para llamar la atención, sin pensar en las consecuencias, o también que algunos niños creen que deben tener novia para ser respetados, permitiéndonos así percibir a una sociedad que sigue imponiendo ese ideal retrógrada en donde la posición y la personalidad de la gente debe ser de cierta manera para que sea alguien y sea respetada, fundamentando la idea de que los niños cada vez traten de actuar como adultos por el hecho de ser más respetados e idolatrados por los demás, tal como afirma M.ª del Pilar (1986):

    tanto la aceptación social por parte de personas ajenas a la familia como la excelencia demostrada en los logros escolares se convierten en factores de peso en la vida del niño. Por otra parte, la socialización y el aprendizaje social se desplazan, en un grado considerable, del hogar a la escuela, en donde el éxito se convierte en la principal fuente de refuerzo para su aprendizaje. (p.7)

    Por ende, debemos fomentar los valores del amor y del respeto según las edades de nuestros estudiantes, al igual que hacerles entender que el expresar el cariño debe hacerse siempre de manera amable y sin llegar a sobrepasar el espacio personal de la otra persona, además debemos quebrantar el trato que tienen ciertos estudiantes en sus hogares en donde lo único que reciben por parte de sus padres son sermones cuando no logran hacer las cosas como ellos lo desean, formando futuras personas sin pisca de empatía ni muestra de importancia por la vida de los demás, es así, que como docentes es un deber demostrarles a los estudiantes que ellos son importantes, a través de diversas formas de cariño como felicitaciones, abrazos y creando espacios donde puedan ser ellos mismo respetando a sus compañeros, enseñándoles así que ellos son únicos y que su forma de expresar sus emociones puede ser singular, pero siempre teniendo en cuenta que esta no debe lastimar ni agredir la vida de los demás, subsanando así la falta de afecto que sufren algunos de los estudiantes y enseñándoles que el cariño es uno de los sentimientos más hermosos de la existencia, y que debe expresarse de diversas formas según las etapas de la vida.

    “hagamos de los niños un templo de valores y sentimientos”. (Cuarán, 2018)

    REFERENCIAS

    Domínguez Martínez, S. (2010). La Educación, cosa de dos: La escuela y la familia. Revista digital para profesionales de la enseñanza, (8). Recuperado de: https://www.feandalucia.ccoo.es/docu/p5sd7214.pdf

    M.ª del Pilar, V. (1986). EL DESARROLLO SOCIAL DEL NIÑO. Educar, (9), 5-21. Recuperado de: https://www.raco.cat/index.php/educar/article/viewFile/42156/90048

  2. DIANA MARCELA MORA GRANJA

    Este tema me parece muy interesante por muchas razones, una de ellas es que yo me sentía como si solo a mí me estuviera ocurriendo, solo yo lo miraba así, dado en que muchas ocasiones percibí lo mismo que tu comentas, lo referente al acercamiento constante por parte de algunos de mis estudiantes hombres hacia las niñas; de la misma manera quedo sorprendida por verse este comportamiento en los estudiantes que tienes a cargo, pero se evidencia ese sentimiento que tu mencionas de sinceridad e inocente y la última razón y no menos importante es que me pongo a pensar demasiado en los estudiantes que tengo en mi práctica docente, debido a que en ellos se mira más como esa ansiedad de tener o sostener un noviazgo.
    Pero independientemente de si es amor o si únicamente están sintiendo de manera intensa, de si tu hijo tiene 6 o 10 años, si tu hijo se enamora o cree que lo está… deberás apoyarle y darle toda tu comprensión y jamás utilizar frases del tipo “eso son sólo tonterías” porque le podrías dañar los sentimientos, y sobre todo no preocuparte por esto porque es un proceso natural.(Roldán, 2016)
    Bueno, para compartir la situación que me ocurre, debo empezar por decir que en mi práctica docente, tengo grados cuarto y quinto de primaria; como comentaba anteriormente ese acercamiento de los estudiantes hombres a las niñas a diferencia a lo que tu comentas, yo me sentía como incomoda al observar esas demostraciones de cariño o gusto entre niños y niñas, debido a que creo que ellos están muy pequeños para comportarse así, en particular tengo una pareja de niño y niña que en mi pensar y sentir son demasiado “aviejados”, ellos dicen ser novios y cada vez que tienen la oportunidad se dan demostraciones de cariño como lo son besos, abrazos, pero a mi parecer nuevamente lo reitero son como muy melosos para la edad que estos chicos tienen o “También puede ser simple curiosidad por saber cómo son los besos en los labios o como es tomar la mano del otro, no debemos darle a estas conductas significados adultos porque en realidad los niños están expresando otra cosa” (Claribel Posas, 2014)
    Es así como me remonto a los años de cuando cursaba mi primaria, claro está que como se escucha a diario los tiempos han cambiado, es como si hoy en día los niños quisieran ir más adelante que los adultos, saber y hacer lo que ellos hacen, se ve lo mas de común, recuerdo que en esos tiempos yo solo pensaba en jugar y danzar, porque me encantaban esas dos actividades en particular, hoy en día a los niños se les propone dichas actividades y se avergüenzan de realizarlas, por el contrario lo referente a tener novio o novia es como motivante para ellos. Debo confesar que esta situación me preocupa por que en realidad no sé cómo reaccionar, un día trate de hacerles entender a estos estudiantes, que no era el tiempo oportuno para que ellos establezcan este tipo de relación; mi postura a esto era que aún estaban muy pequeños para saber lo que realmente era un noviazgo, pero la respuesta que tuve fue que a los padres les parecía algo normal y les causaba gracia.
    Pienso que realidad nosotros como docentes, debemos inculcar en nuestros estudiantes el respeto por los demás y vivir la vida según corresponda nuestra edad, no adelantarnos a los diferentes hechos o proceso que conlleven al crecimiento normal, de igual manera hablar con sus padres para mejorar este aspecto.

    “la vida es una sola, disfruta cada momento ni dar pasos tan largos”
    Referencias
    Roldán, M (2016). ¿Pueden los niños enamorarse? Recuperado de https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/valores/pueden-los-ninos-enamorarse/

    Claribel Posas (2014, 04, 07).Cuando los niños se enamoran. El heraldo. Recuperado de http://www.elheraldo.hn/otrassecciones/nuestrasrevistas/626714-373/cuando-los-ninos-se-enamoran

Deja un comentario