BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Comportamiento agresivo

Comportamiento agresivo

El comportamiento de los niños en algunos casos es muy impredecible; unos días te saludan y son amables contigo y otros días no quieren colaborar en las clases e incluso te contestan de forma agresiva.

Como seres humanos que somos, tenemos días buenos y días malos, esto claramente también les ocurre a los estudiantes. La docencia es una profesión que debe saber sobrellevar los días malos que los estudiantes tienen, ya que si un estudiante no está teniendo su mejor día o está incluso pasando por problemas familiares, es necesario que seamos empáticos y nos pongamos en el lugar de ellos para poder llevar una buena clase. “Los docentes empáticos y comprensivos con los estudiantes generan mejores resultados en sus clases.” (Universia, 2017)

En mi práctica me he encontrado con diversos tipos de personalidades. Tengo niños que son muy desatentos, otros niños que son demasiado inquietos aunque sin llegar a ser hiperactivos, como también tengo niños muy atentos y responsables.

Un día, cuando realizaba el examen final de periodo me di cuenta que J.D. no estaba haciendo su examen, así que me acerque a preguntarle qué pasaba, él me dijo que no quería hacer el examen y que no le importaba la nota, en ese momento no supe qué responder ya que ni siquiera lo podía “amenazar” con una mala calificación, así que recibí su examen y le dije que se quedara en su puesto sin hacer desorden. Al día siguiente, cuando ya tenía las notas de los exámenes, fui a cada salón a decirles a los niños cuál era el trabajo de recuperación que debían hacer. Después de esto me acerque a J.D. y le mostré su examen con la nota de cero y le pregunte: “¿Quieres hacer el examen nuevamente?”, él respetuosamente contestó “sí”. Sinceramente no esperaba esa respuesta, pero fue reconfortante para mí saber que si quería hacer el examen, entonces le pase una copia del examen que ya habíamos hecho. Cuando llegue a mi casa y revise éste examen, me agrado mucho ver que la mayoría de las respuestas estaban bien, por tanto obtuvo una buena calificación.

Al día siguiente debía ir a recibir los trabajos de recuperación; ese día la mayoría de los niños no tenían que ir a clases porque la profe  había dicho que solo tenían que ir los que debían notas o se habían portado mal, así que los niños tenían que ir sólo a entregarme el trabajo, claro está, los que querían. Ese día estuve esperando hora y media a los niños para que me entregaran el trabajo para que así no tuvieran una mala nota. Cuando ya iba saliendo del colegio, alguien me gritó “profe”, yo regrese a mirar quien era y para mi sorpresa era J.D. con su padre, quienes me estuvieron buscando para entregarme el trabajo de recuperación. J.D. me entregó ese trabajo aún sin saber la nota que había sacado, pero fue muy bonito que lo hiciera, ya que refleja cierto compromiso y responsabilidad.

J.D. es muy inestable en cuanto a su comportamiento. Un día estábamos abordando una nueva temática y su comportamiento en esos días fue muy agresivo, incluso un día cuando lo regañe porque no estaba prestando atención, me hizo el gesto con la mano de bla bla bla, dando a entender que no le interesaba nada de lo que yo le pudiera decir. En ese momento lo único que se me ocurrió fue reiterar el regaño y hacerlo pasar al frente a resolver un ejercicio.

Más tarde, ese mismo día volvió a contestar agresivo pero esta vez la docente titular lo regaño y me dijo “Él está así desde que se enteró que la mamá está embarazada”. En ese momento para mi tuvo sentido muchos comportamientos negativos que él había tenido.

… Es muy notorio el cambio que empiezan a tener, comienzan a hacer berrinches, se muestran rebeldes y no se quieren separar ni un segundo de mamá o de papá, es un choque emocional ya que por un lado puede sentir una gran emoción pero por el otro celos.  Los niños pueden tener regresiones y volver a comportarse como bebés para llamar la atención, se vuelven a chupar el dedo, se hacen pipí en la cama o hablar como bebés. (Capullo, s.f)

Los niños pueden tomar la llegada de un hermanito de una manera positiva, pero en la mayoría de los casos, los niños sentirán muchos celos y no sabrán cómo afrontar esto.

 

“Conozcamos por lo que están pasando los niños para poder entenderlos”

 

REFERENCIAS

 

Acerca de ... MARÍA ALEJANDRA LUNA PANTOJA

LEA TAMBIÉN

OTRAS TIC

Hoy en día, las personas que no sepan sobre las Tecnologías de la Información y ...

One comment

  1. DIANA MARCELA CALVACHE RISUEÑO

    Estoy de acuerdo con lo expresas en tu escrito, el comportamiento de algunos estudiantes depende en su mayoría del estado de ánimo y de las situaciones que ellos viven.
    En mi práctica docente me he encontrado con estudiantes que han sido “el caos” de mis clases, los cuales no les gusta colaborar, no quieren realizar nada, solo se la pasan peleando con sus compañeros, molestándolos y eso en realidad hace que la clase no tenga buenos resultados.
    Según Roldán (citado por guiainfantil.com,2015)
    Un alumno agresivo puede serlo por muchos motivos, pero lo que hay que intentar es sobre todo manejar su conducta y su comportamiento dentro del aula, aunque el refuerzo externo con trabajo desde casa y la ayuda de profesionales de las emociones también resulta de gran ayuda, aunque no siempre es posible (…) Cuando hay un alumno agresivo en clase no hay que ignorar la conducta, porque si no se le hace caso es como decirle al niño que estamos de acuerdo con lo que está haciendo, y puede aumentar la probabilidad de nuevas agresiones, de inadaptación y de fracaso escolar y social.
    De acuerdo con Roldán es primordial que los estudiantes con estos comportamientos estén en manos de un profesional , ya que un docente por sí solo , no puede cambiar una conducta generada por situaciones fuera del colegio ; en mi práctica se encuentra un niño llamado [***editado por moderador***] S que en muy pocas clases lo he visto con buen comportamiento , es más ni a la profesora le hace caso cuando ella lo regaña ; ahora bien ¿quién es S? es un estudiante que vive en circunstancias difíciles , la mamá es drogadicta , el papá se aparece de vez en cuando ; esto provoca que el niño sea agresivo con sus compañeros , de esta forma él se vuelve el centro de atención de la clase y en mi parecer eso es lo que a él le gusta .
    Al hablar con la docente titular me dice que cuando S haga algo malo lo saque del salón, de esta manera poder realizar mi clase, pero ¿Por qué no hacer algo para que el niño cambie su conducta agresiva o la minimice?
    Según Torres, N (Citado por Villarrubia, A ,2014)
    Una manera de minimizar las conductas agresivas en el aula de clase es analizar las consecuencias existentes para la agresión y eliminar o reducir las recompensas para esas conductas, incluidas la sumisión de los pares y la atención de maestros y pares. Los maestros pueden estar vigilantes y responder a los casos de niños que demuestren cooperación, resolución constructiva de problemas y respuestas no violentas ante el conflicto o la provocación. Pueden señalar los beneficios concretos de la cooperación o la actuación no violenta, tanto para los niños que están directamente involucrados, como para otros.
    Un docente no solo se vuelve un transmisor de conocimiento, por el contrario, debe volverse en un apoyo para que el estudiante salga adelante, no tanto en la parte académica sino emocionalmente; que importante es que los profesores nos tomemos el tiempo de conocer a nuestros niños, sus vidas, problemas, limitaciones, habilidades y sobre todo su convivir en la sociedad.
    Detrás de un estudiante agresivo hay un conflicto de por medio que hace que sus comportamientos se vuelvan negativos; de esta manera él no va a aprender significativamente; es por esto que la tarea del docente no solo es dar su clase sino también tratar de sobrellevar estas situaciones que se nos van a presentar en cualquier momento, y sobre todo es relevante saber qué decisión se toma en el instante que se nos presenta dicha situación, porque depende de ello la reacción que le generemos, siendo buena o mala.

    “un estudiante agresivo no nace, se hace” (Calvache,2018)

    REFERENCIAS
    Guiainfantil.com (2015). Niños mimados. Alumnos agresivos en clase. Consejos para maestros. Recuperado de https://www.guiainfantil.com/articulos/educacion/escuela-colegio/alumnos-agresivos-en-clase-consejos-para-maestros/
    Villarrubia, A (2014). Docentes: Cómo extinguir conductas agresivas en el aula manejando sus consecuencias Recuperado de http://blogs.periodistadigital.com/aprende-a-escucharte/2014/03/24/docentes-como-extinguir-conductas-agresivas-en-el-aula-manejando-sus-consecuencias/

Deja un comentario