BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / La puntualidad

La puntualidad

La puntualidad es una característica que toda persona debería tener y que se inculca en los primeros años de formación, Cladera (2012) afirma: “La puntualidad es una actitud que se adquiere desde los primeros años de vida mediante la formación de hábitos en la familia, donde las normas y costumbres establecen horarios para cada una de nuestras actividades”. Por tanto, nosotros, quienes tenemos contacto directo con pequeños estudiantes que se encuentran en sus primeros años de educación, debemos practicar la puntualidad en cada clase, para que de esta manera nuestros estudiantes, entiendan su importancia.

En mi práctica docente, tengo mi primera clase a las 8:45 am y siempre acostumbro llegar a las 8:30 am; esto porque al no ser docente vinculada laboralmente en la institución, debo estar buscando a otros docentes para que me hagan entrega de las llaves del aula de informática.

Aunque, la puntualidad no se evidencia únicamente en la hora de llegada, debemos ser puntuales también al finalizar las clases, dado que esto demuestra nuestro correcto manejo de tiempo y demuestra nuestra planeación de clase.

En mis clases con los niños de primaria, se me facilita terminar la clase en la hora establecida, sin embargo, con los jóvenes de grado once, no es así, con ellos suelo trabajar talleres en clase, algunos terminan antes de que suene el timbre de cambio de hora, en ese momento ya quieren desplazarse a su aula tradicional, mientras que otros compañeros finalizan después de sonar el timbre de cambio de hora.

En cuanto a los estudiantes que finalizan antes sus actividades, hasta ahora no veía problema alguno en que aprovechen ese pequeño espacio de tiempo (5 minutos máximos), ya sea para ir al baño o para “disfrutarlo” antes de iniciar su siguiente clase.

Sin embargo, el jueves pasado, se me presento un inconveniente con la docente de la siguiente clase, dado que mientras ella se desplaza entre salones, tarda alrededor de 10 minutos, después del cambio de hora; ese día la docente, me pidió no dejar salir a los jóvenes antes de sonar el timbre, porque hacen daños y la coordinadora de la institución, le hace llamados de atención a ella, por no estar allí.

Si bien, la docente no fue del todo cordial con su sugerencia, estoy de acuerdo en que se debe aprovechar al máximo cada minuto de clase, sin irrespetar los horarios ya establecidos en la institución educativa.

La puntualidad y el respeto de los horarios es una norma general solicitada para toda la comunidad educativa y, al parecer, se inscribe más como una pauta que posibilite que el tiempo en la escuela sea efectivamente valioso más que como el aprendizaje de un hábito (Nuñez, 2007, p19).

Siendo así, deberé modificar mi planeación de clases con estos grados, para de esta manera no terminar antes ni después del que suene el timbre, sino en el momento exacto.

“Unos minutos de recreación entre clases, no es lo mejor para algunos docentes”

 

REFERENCIAS

Cladera, C. (2012, 04 de diciembre). El respeto por la puntualidad [www.cladera.org Capacitación Empresarial]. Recuperado de http://www.cladera.org/respetopuntualidad.html

Nuñez, Pedro (2007). Apariencia, puntualidad y neotransgresiones: una mirada a los reglamentos de convivencia en la escuela media. Llevado a cabo en la IV Jornadas de Jóvenes Investigadores. Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina. Recuperado de https://www.aacademica.org/000-024/182.pdf

Acerca de ... LIZETH ZAMBRANO AGUIRRE

Check Also

MOTIVACIÓN EN EL DOCENTE

En el proceso de enseñanza – aprendizaje siempre se habla de la motivación como un ...

Deja un comentario