BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / La puntualidad

La puntualidad

La puntualidad es una característica que toda persona debería tener y que se inculca en los primeros años de formación, Cladera (2012) afirma: “La puntualidad es una actitud que se adquiere desde los primeros años de vida mediante la formación de hábitos en la familia, donde las normas y costumbres establecen horarios para cada una de nuestras actividades”. Por tanto, nosotros, quienes tenemos contacto directo con pequeños estudiantes que se encuentran en sus primeros años de educación, debemos practicar la puntualidad en cada clase, para que de esta manera nuestros estudiantes, entiendan su importancia.

En mi práctica docente, tengo mi primera clase a las 8:45 am y siempre acostumbro llegar a las 8:30 am; esto porque al no ser docente vinculada laboralmente en la institución, debo estar buscando a otros docentes para que me hagan entrega de las llaves del aula de informática.

Aunque, la puntualidad no se evidencia únicamente en la hora de llegada, debemos ser puntuales también al finalizar las clases, dado que esto demuestra nuestro correcto manejo de tiempo y demuestra nuestra planeación de clase.

En mis clases con los niños de primaria, se me facilita terminar la clase en la hora establecida, sin embargo, con los jóvenes de grado once, no es así, con ellos suelo trabajar talleres en clase, algunos terminan antes de que suene el timbre de cambio de hora, en ese momento ya quieren desplazarse a su aula tradicional, mientras que otros compañeros finalizan después de sonar el timbre de cambio de hora.

En cuanto a los estudiantes que finalizan antes sus actividades, hasta ahora no veía problema alguno en que aprovechen ese pequeño espacio de tiempo (5 minutos máximos), ya sea para ir al baño o para “disfrutarlo” antes de iniciar su siguiente clase.

Sin embargo, el jueves pasado, se me presento un inconveniente con la docente de la siguiente clase, dado que mientras ella se desplaza entre salones, tarda alrededor de 10 minutos, después del cambio de hora; ese día la docente, me pidió no dejar salir a los jóvenes antes de sonar el timbre, porque hacen daños y la coordinadora de la institución, le hace llamados de atención a ella, por no estar allí.

Si bien, la docente no fue del todo cordial con su sugerencia, estoy de acuerdo en que se debe aprovechar al máximo cada minuto de clase, sin irrespetar los horarios ya establecidos en la institución educativa.

La puntualidad y el respeto de los horarios es una norma general solicitada para toda la comunidad educativa y, al parecer, se inscribe más como una pauta que posibilite que el tiempo en la escuela sea efectivamente valioso más que como el aprendizaje de un hábito (Nuñez, 2007, p19).

Siendo así, deberé modificar mi planeación de clases con estos grados, para de esta manera no terminar antes ni después del que suene el timbre, sino en el momento exacto.

“Unos minutos de recreación entre clases, no es lo mejor para algunos docentes”

 

REFERENCIAS

Cladera, C. (2012, 04 de diciembre). El respeto por la puntualidad [www.cladera.org Capacitación Empresarial]. Recuperado de http://www.cladera.org/respetopuntualidad.html

Nuñez, Pedro (2007). Apariencia, puntualidad y neotransgresiones: una mirada a los reglamentos de convivencia en la escuela media. Llevado a cabo en la IV Jornadas de Jóvenes Investigadores. Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, Argentina. Recuperado de https://www.aacademica.org/000-024/182.pdf

Acerca de ... LIZETH ZAMBRANO AGUIRRE

LEA TAMBIÉN

Importancia del Repaso

Ante la evidente cantidad de materias, el repaso es una herramienta que se utiliza muchísimo, ...

2 comments

  1. DIEGO GERMAN CAICEDO MORENO

    La puntualidad es muy importante, no solo en la escuela, sino en todas las actividades humanas, ya que garantizan el normal desarrollo de cualquier tipo de actividad. En la escuela es muy importante porque nos permite aprovechar el tiempo. Un buen aprendizaje demanda la correcta utilización del tiempo, pues hay objetivos y procesos que debemos cumplir en un periodo de tiempo que se ha definido en un cronograma. Además es muy incómodo para el docente que los alumnos estén llegando demasiado tarde y viceversa. Los estudiantes siempre tendrán la misma disculpa, generalmente son los mismos en llegar tarde. Toda institución educativa tiene bien definido el horario de entrada y de salida como de los recreos, la violación de estos horarios altera el normal desarrollo de las actividades escolares y por lo tanto incide en logro de los objetivos.

    La puntualidad es un valor importante que debe desarrollar el niño desde que tiene uso de razón, el niño debe aprender que existen horarios que se deben cumplir respetando la hora indicada.
    Ser punatual es un valor que nos enseña así mismo a ser responsables con nuestros trabajos presentar nuestras tareas a tiempo no esperar oportunidades (otro día será).
    Señores padres de familia deben enseñar a sus niños a llegar temprano al colegio estableciendo un horario en casa adecuado para que pueda cumplir con sus responsabilidades y pueda acostarse temprano para que al día siguiente se levante entusiasmado sin cansancio con ganas de ir al colegio ser positivos, cada día que pasa es un día más donde aprenderá cosas nuevas. (Díaz, 2012)

    Ser puntuales implica cumplir con los horarios establecidos y con las tareas, pues para uno como docente es mortificante que los alumnos entreguen las tareas a destiempo, por lo tanto, para lograr una buena puntualidad hay que hablar con los padres de familia, quienes de alguna manera son los responsables de que los niños asuman responsabilidades desde temprana edad. Esto implica, que controlen a sus hijos en casa, que no les permitan acostarse a altas horas de la noche, pues al otro día no querrán levantarse para ir a la escuela. La puntualidad es una virtud que se debe demostrar todos los días, la puntualidad no solo compromete a los chicos, sino también a los adultos.

    La puntualidad contribuye a dotar una personalidad de carácter y eficacia. Nos hace ser mejores en las actividades que desempeñamos y así ganaremos la confianza del entorno. Exhibe su disciplina, perseverancia y orden para establecer las prioridades de sus acciones. Tiene que ver con su fuerza de voluntad y sentido de responsabilidad. (Pérez, 2010)

    Ser responsables es un requerimiento obligatorio, la responsabilidad es un factor determinante en la consecución de los fines. Podríamos decir que es un valor, un hábito, la repetición de una actitud en todos los entornos, pues perdemos credibilidad, no solo como institución, sino también como individuos. Para mejorar la puntualidad debemos valernos de todo lo que esté a nuestro alcance, podemos colocar la alarma una hora antes o dependiendo de la distancia que haya entre la casa y la escuela. Los hábitos también son importantes, esto significa no trasnochar, no ver televisión hasta muy tarde, etc.

    “LA PUNTUALIDAD NOS LLEVA A CONSEGUIR LOS OBJETIVOS”

    Referencias:

     Díaz, M. (2012, 31 de enero). La importancia de la puntualidad [web log post]. Recuperado de http://mirthandiazportuagll.blogspot.com.co/2012/01/la-importancia-de-la-puntualidad.html

     Pérez, w. (2010, 08 de noviembre). El valor de la puntualidad [web log post]. Recuperado de http://wperezruiz.blogspot.com.co/2010/11/el-valor-de-la-puntualidad.html

  2. HARLEY ALEJANDRO MORALES RUALES

    La puntualidad es definida por La Real Academia Española (2017) como: “Cuidado y diligencia en hacer las cosas a su debido tiempo.” En este orden de ideas, la puntualidad hace referencia a la gestión ordenada y responsable del tiempo.

    La puntualidad es una actitud o valor que debe ser imprescindible para la vida de todo docente, ya que la misma puede dar muestra de profesionalismo, responsabilidad y respeto por el tiempo de uno y de los demás.

    A lo largo de mi formación profesional he recibido múltiples consejos provenientes de varios docentes, donde me han dicho lo importante que es gestionar bien el tiempo, por ejemplo, llegar temprano a clases y mucho mejor si es antes de que lleguen los estudiantes al salón, respetar el inicio y el fin de cada clase, recibir y entregar trabajos en los tiempos estipulados, llevar planeación y muchos otros consejos que me han sido de gran utilidad.

    García (2008) afirma:

    El empezar la lección con puntualidad se está indicando a los alumnos la eficiencia personal y la importancia de la lección que se están trabajando. Puntualidad para acabar. Si se les retiene en clase al tocar el timbre se crea una sensación de malestar, se pierden las explicaciones del profesor en la confusión y deseo de salir de clase, pues los chicos empiezan a recoger los libros, los bártulos y salen disparados. (p. 34)

    En mi práctica he tratado de hacer las cosas lo mejor posible con respecto a la puntualidad, por ejemplo, siempre llego al salón de clases entre cinco y diez minutos antes que mis estudiantes, de igual manera hago respetar la norma que tiene la institución con respecto a las llegada tarde de los alumnos, también trato de ser respetuoso con los cambios de clase y con los descansos, además, cuando recibo trabajos lo trato de hacer siempre dentro de la planeación establecida para tal fin e igualmente lo hago con la entrega de los mismos y de sus respectivas calificaciones.

    Por otra parte, la institución educativa donde doy clases permite que los estudiantes entren a clase hasta con cinco minutos de retraso, las personas que lleguen luego de este tiempo tendrán que esperar en la entrada del colegio, por tanto, tendrán una falta en la primera hora de clases, cuando esta situación es muy repetitiva, representa un gran problema para los estudiantes ya que a largo plazo puede traer consecuencias desfavorables en su desempeño escolar, por un lado pierde clase, por ende, corre el riesgo de atrasarse en la temática tratada ese día y por otro lado con el 20% de inasistencia sin justificación puede perder el año escolar.

    Gutiérrez, Chaparro & Azpillaga (2017) afirman:

    El tiempo resulta ser un recurso valioso, siempre y cuando las escuelas generen las estrategias para aprovecharlo. Debido a que son muchas las actividades que han de realizarse a lo largo de un ciclo escolar, la adecuada gestión del tiempo disponible es imprescindible. Las escuelas pueden promover acciones en pro de la asistencia y puntualidad, así como otras encaminadas a sancionar las conductas opuestas. (p. 56)

    Administrar bien el tiempo es bastante complicado, en la vida nada está escrito y muchas veces se presentan situaciones que impiden que uno cumpla con el tiempo que se ha destinado para cierta actividad, es por esta razón, hay que intentar ser puntual en todas la ocasiones en las que se lo pueda hacer, para que así cuando no se pueda cumplir, tener criterio para poder presentar una excusa.

    “hay que intentar ser puntual para así demostrar respeto por el tiempo de uno mismo y de los demás” (Morales, 2018).

    Referencias

    Real Academia Española. (2017) Diccionario de la lengua española [Versión electrónica]. Madrid: Felipe IV, http://dle.rae.es/?id=UgUlROD

    Gutiérrez, G., Chaparro, A., & Azpillaga, V. (2017). La organización escolar como variable asociada al logro educativo. Innovación Educativa, 17(74), 41-60. Recuperado de http://www.scielo.org.mx/pdf/ie/v17n74/1665-2673-ie-17-74-00041.pdf

    García, A. (2008). La disciplina escolar. Murcia, España: Universidad de Murcia, Servicio de Publicaciones.

Deja un comentario