BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / EL VALOR DE LA EDUCACIÓN SIN VIOLENCIA

EL VALOR DE LA EDUCACIÓN SIN VIOLENCIA

La identidad y personalidad violenta como cualquier otro comportamiento, es aprendido. Los estudiantes no nacen con esta personalidad, al contrario, hay componentes familiares y ambientales que influyen en la persona para guiarla hacia un comportamiento violento y dañino. En la Institución donde me dedico a educar desde el área de la informática, he podido determinar que los factores que afectan en el comportamiento de los estudiantes son las carencias infantiles de atención, afecto y protección, por parte de sus progenitores, lo cual conlleva a que desde muy temprana edad encuentren apoyo en los diversos componentes negativos de la sociedad como lo son la calle, las pandillas y drogas.

La mayor expresión de violencia que se evidencia en la Institución son las pandillas, donde los estudiantes viven con ese espejismo que se puede ver a través de las personas que habitan los alrededores, niños y jóvenes que desde su corta edad han decidido ser parte de ciertas pandillas por distintos motivos, como por ejemplo el lugar donde viven, muchos estudiantes hacen parte de los barrios que se denominan “peligrosos” y con ello causan temor en los demás estudiantes, por medio de amenazas, peleas y bullying.

Silvia Gómez Soler afirma, “La violencia afecta a la educación en múltiples niveles: Perjudica a los estudiantes, a los profesores, a los colegios y al sistema educativo en general.”

Lo positivo del asunto, es que hay personas dispuestas a ayudar en el cambio de estos comportamientos, con una visión muy bien elaborada y es la manera más fina de poder decirle al estudiante que si se puede contribuir al cambio de una vida y más que eso al cambio de una sociedad y a eso le llamo yo “Educación que no tiene límites ni violencia”

 

Bibliografía

Periódico El Tiempo. La educación y el conflicto. Recuperado de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16531918

 

Acerca de ... JHOSET MIJAHYL MEJÍA GÓMEZ

LEA TAMBIÉN

Importancia del Repaso

Ante la evidente cantidad de materias, el repaso es una herramienta que se utiliza muchísimo, ...

One comment

  1. ANGIE VANESSA BURBANO ERAZO

    En la actualidad, podemos observar como la sociedad está llena de problemas que de alguna forma u otra, afectan la vida de los ciudadanos, trayendo consigo graves consecuencias que afectan a las diversas poblaciones; uno de estos problemas es la violencia, ya que esta se suele presentar en los diversos ámbitos sociales y culturales.

    Si hablamos del ámbito educativo, podemos observar diferentes formas de cómo se vive la violencia en los estudiantes, ya sea en su contexto familiar, social, escolar, etc. Ayala (2015) afirma:

    La violencia escolar es uno de los tipos de violencia que reflejan la descomposición de la sociedad actual. No es posible hablar de violencia escolar de forma aislada, sin establecer nexos entre lo público y privado, entre comportamientos colectivos eindividuales, aspectos familiares y comunitarios; sin aludir a las diferencias de género e historias de vida de quienes agreden o son víctimas, y sin considerar la cultura patriarcal y las relaciones interpersonales. (p. 493)

    Por tanto, podemos evidenciar como la violencia afecta a los estudiantes, no solo dentro de la institución educativa, también por fuera de ella; en ocasiones, la violencia que presentan fuera de las instalaciones educativas, puede afectar su comportamiento dentro de ella.

    En la práctica, pude hablar con unos de mis estudiantes y escuchar que solía participar en peleas callejeras, por lo cual, pude evidenciar porque a veces su comportamiento es algo brusco con sus compañeros; al principio no supe que decirle frente a lo que me estaba comentando pero trate de aconsejarlo, dándole a entender que esta no es la mejor opción a la hora de solucionar los diferentes problemas que se pueden presentar y que era mejor que los enfrente a través del buen dialogo.

    Es ahí donde se presenta uno de los retos que tienen las instituciones educativas y también nosotros como docentes, el cual es enseñarles a los estudiantes buenas prácticas de convivencia, donde estas no solo se queden escritas en un cuaderno o solo vistas durante una clase, también es necesario velar de ellos las practiquen y las cumplan. Sandoval (2014) menciona:

    Al mismo tiempo se espera que los/las estudiantes desarrollen habilidades y competencias en las que sustenten su realización personal, su inclusión social, su formación para la ciudadanía y su capacitación para gestionar, de forma adecuada, su subjetividad en el marco del respeto a los demás. (p. 159)

    Por ende, la formación integral de nuestros estudiantes, no solo se debe quedar en la transmisión de conocimientos, también es sumamente importante educar en valores y principios a través de todas las áreas del aprendizaje, enseñándoles a nuestros estudiantes que la violencia no es la mejor forma de escape a los diversos problemas que se pueden presentar y que esto puede afectar negativamente sus vidas y las vidas de las personas que los rodean.

    La educación en valores empieza desde casa, con la ayuda tanto de padres de familia como de la institución educativa, podemos formar personas integras para una sociedad tan cambiante y llena de retos, en pro de personas capaces de asumir sus problemas sin proceder a la violencia.

    “Educar en valores, educando una sociedad”. (Burbano, 2018)

    Bibliografía

    Ayala, M. (2015). Violencia escolar: un problema complejo. Ra Ximhai, 11(4), 493-509. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/461/46142596036.pdf

    Sandoval, M. (2014). Convivencia y clima escolar: claves de la gestión del conocimiento. Última década, (41), 153-178. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=19536988007

Deja un comentario