BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / Formación Integral de un Niño

Formación Integral de un Niño

En el proceso educativo o de formación integral de un niño intervienen múltiples factores y actores; se puede hablar de la sociedad, la familia, los docentes, directivos docentes y comunidad educativa en general. Todos y cada uno de estos actores influyen de una forma u otra en la construcción personal de un chico.

Por tanto, no se puede pretender hacer recaer todo el peso de la formación del joven en un solo actor.  Hay que recordar que el ser humano es un ser social y aprende de la interacción con otros.

García, Ruiz & García (2009) afirman:

El hombre es un ser social, necesitas a los otros para desarrollarse, para sobrevivir. Es un ser caracterizado por la apertura, rasgo específico del ser humano que le hace capaz de salir de sí mismo, de preocuparse en realizar su existencia y buscar el sentido de la misma en una constante interacción con sus iguales. Gracias a ella es capaz de comprender al otro, de ponerse en lugar del otro, de descifrar la realidad fuera de sí mismo y de intervenir en ella.(p.85)

Con esta idea de que el hombre es un ser social, se tiene que tener en cuenta que en el proceso de formación integral pesa tanto lo que hace la familia como lo que hace la escuela y de igual manera lo que hace la sociedad, todo debe ser un trabajo conjunto. Si se pretende que solo la escuela se encargue del niño, el proceso está destinado a fracasar, porque si no hay un ente como la familia que vele por el bien económico y emocional de este, él puede sufrir de inestabilidades de todo tipo que más adelante pueden transformarse en problemas más graves.

Espitia & Montes (2009) afirman:

La familia no sólo debe garantizar a los niños condiciones económicas que hagan posible su desempeño escolar, sino que también debe prepararlos desde su nacimiento para que puedan participar y aprender activamente en comunidad. Dicha preparación demanda una gran variedad de recursos por parte de la familia; éstos son económicos, disponibilidad de tiempo, valores, consumos culturales, capacidad de dar afecto, estabilidad, entre otros. (p.86)

Cuando todos los factores y actores del proceso de formación integral trabajan juntos no se asegura al cien por ciento que el niño va a tener el mejor futuro pero si se le da la oportunidad de tener una vida más estable y con más posibilidades para lograr un buen desarrollo de su parte física, emocional e intelectual.

Tenemos que tener en cuenta que cada persona tiene un mundo en su cabeza con infinidad de opciones para ser y razonar como le parezca, así que es imposible pretender encasillar a un humano, aunque es así como muchas veces se quiere lograr, lo que se tiene que tratar de hacer es encaminarlo o guiarlo para que encuentre su propósito en la vida.

“La formación integral de un niño es una tarea de más de un solo individuo” (Morales, 2018).

Referencias

García, L. Ruiz, M. & García, B (2009). Claves para la educación. Madrid: Narcea.

Espitia, R. & Montes, M. (2009). INFLUENCIA DE LA FAMILIA EN EL PROCESO EDUCATIVO DE LOS MENORES DEL BARRIO COSTA AZUL DE SINCELEJO  (COLOMBIA). Investigación y Desarrollo, 17(1), 84-115. Recuperado de http://www.scielo.org.co/pdf/indes/v17n1/v17n1a04.pdf

Acerca de ... HARLEY ALEJANDRO MORALES RUALES

LEA TAMBIÉN

Importancia del Repaso

Ante la evidente cantidad de materias, el repaso es una herramienta que se utiliza muchísimo, ...

One comment

  1. KATHERINE VIVIANA DELGADO TELLO

    Se ha podido apreciar que en la actualidad el ritmo de vida de las personas ha cambiado, ya no tienen los mismos intereses que se tenían hacia algunos años y esto se ve reflejado en las actividades que realizan diariamente. Hoy en día para muchas personas lo más importante es poder entrar a carreras las cuales son consideradas de buena remuneración para que así cuando terminen sus estudios se pueda tener una estabilidad económica. Ya no se piensa en estudiar lo que se quiere, si no en los ingresos que le dará dicha profesión en un futuro.
    Vivimos en una época donde la tecnología se ha convertido en un elemento esencial para la vida de las personas y por tal razón en estos días se puede evidenciar que las personas que no cuentan con los recursos tecnológicos “básicos” considerados por la sociedad, tendrán algún tipo de problema al momento de realizar alguna labor, gracias a que hoy en día un gran número de actividades y trabajos requieren el uso de aparatos tecnológicos.
    Rueda (2007) afirma:
    …La Tecnología actúa como motor del cambio social. La Tecnología determina la Historia. Esto quiere decir que la implementación de una tecnología específica causa transformaciones sociales, moldea y condiciona las conductas, las costumbres y el funcionamiento general de la sociedad que la acoge. (p.14)
    La implementación de la tecnología en la vida cotidiana de las personas fue de gran ayuda en algunos aspectos; pero para otros no, puesto que algunas familias vieron en ellos la forma de como entretener a sus hijos cuando no pueden estar al pendiente de ellos, trayendo como consecuencia que los niños y jóvenes pasen mucho más tiempo con este tipo de artefactos tecnológicos que con su familia, logrando que tomen actitudes, aprendan diferentes cosas de la información a la que tienen acceso. Es muy común el escuchar frases como: “trabajó para poderte dar lo que necesitas” o “trabajó para asegurar nuestro futuro” en momentos cuando los hijos reprochan la ausencia de sus padres.
    Según Parada (2010)
    La familia sigue siendo el núcleo educacional de la sociedad. En la historia educadora de la familia se reflejan momentos en alza y otros a la baja. La familia intrínsecamente desarrolla una de sus funciones esenciales en la educación de sus miembros, es epicentro educativo. (p.17)
    Pero la ausencia de los padres en los procesos de formación de sus hijos ha conllevado a un cambio de responsabilidades, puesto que en la actualidad se piensa que todo el proceso de formación tanto académico como integral se tiene que dar solo en las instituciones educativas y que los principales actores para lograr este proceso de formación son los docentes, quitándoles responsabilidades a algunos padres de familia los cuales se enfocan más en el desarrollo y la sostenibilidad económica de la familia. Cabe aclarar que este tipo de pensamientos e intereses no están mal, ya que en si la sociedad actual lo demanda, pero el poner como prioridad estos pensamientos y actividades si lo está, ya que la presencia de los padres en el proceso de formación de sus hijos es de vital importancia puesto que este factor puede hacer la diferencia entre el éxito o fracaso en las actividades que realice el estudiante a lo largo de su vida.
    Un estudio realizado a seis países de américa latina el cual midió la supuesta influencia de la familia y la de algunas de sus características sobre el proceso educativo de sus hijos concluyo que “La familia era el condicionante más importante de la escolarización de los hijos en el período analizado. Su capacidad causal era, en promedio, el 50% del logro educativo de los hijos” (Rojas, 2002, p.475). Con este estudio podemos apreciar que en el proceso educativo de los niños y jóvenes deben estar involucrados tanto padres de familia como todos los actores que se encuentran en la institución educativa y que este no solo es responsabilidad de alguno de ellos sino que debe ser un trabajo colaborativo y continuo de los dos.

    La influencia y el apoyo de los padres son igual de importante que la de un docente.

    REFERENCIAS

    • Rueda, J.J. (2007). La tecnología en la sociedad del siglo xxi: albores de una nueva revolución industrial. revista de ciencias sociales, 32. Recuperado de http://www.apostadigital.com/revistav3/hemeroteca/jjrueda.pdf
    • Parada, J.L. (2010). La educación familiar en la familia del pasado, presente y futuro. Education Siglo XXI, 28(1), 17-40. Recuperado de https://www.forofamilia.org/documentos/EDUCACION%20-%20La%20educacion%20familiar%20en%20la%20familia%20del%20pasado,%20presente%20y%20futuro.pdf
    • Rojas, E. (2002). Importancia de la familia en la educación de los hijos: una evaluación cuantitativa en seis países de américa latina. Revista de Educación, 331, 453-488. Recuperado de https://www.mecd.gob.es/dctm/revista-de-educacion/articulosre331/re3312011294.pdf?documentId=0901e72b8125795d

Deja un comentario