BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / ¿Docentes con riesgo de quemarse?

¿Docentes con riesgo de quemarse?

Aunque nuestro desempeño como practicantes es mínimo comparado con el de un docente titulado, donde madrugar, adelantar tareas del hogar, correr para llegar a tiempo y ser ejemplo para todos en la institución educativa, atender  a padres enojados por alguna razón, tratar con coordinadores impacientes, llegar al salón, ordenar a decenas de personas, y esperar a que estén prestas a escuchar durante 6 horas; entre muchas otras, estas son actividades que hacen parte de la rutina diaria de un docente, sin sumarle aquellas que hacen parte del que hacer académico, es ardua la labor de formar niños, para quienes  en ocasiones tu figura no es la más agradable.

El trabajo de un docente está rodeado de situaciones de diferente tipo, en muchas  ocasiones son agradables y satisfactorias, en cambio en otras la acumulación de ocupaciones que caracteriza el papel del docente, puede llevar al desarrollo de estrés que de ser frecuente llevara al agotamiento profesional o específicamente a que los docentes padezcan el síndrome de “Burnout”.

El síndrome de Burnout una disfunción psicológica que parece suceder de forma más común, entre los trabajadores cuya labor se realiza en relación directa con la gente. Es la consecuencia de altos niveles de tensión en el trabajo, frustración personal e inadecuadas actitudes de enfrentamiento a las situaciones conflictivas. (Galicia, F. A., & Zermeño, M. E. G., 2009, p.172)

El actuar del docente está en tratar con más de 30 personas a la vez durante casi seis horas al día, contando que sea el mismo grupo, donde cada integrante posee una personalidad y ritmo de aprendizaje diferente, y es de vital importancia lograr que la enseñanza llegue a todos, trabajar en instituciones educativas, donde la mayoría de ellas poseen contextos complejos, implica que con el tiempo se desarrolle un agotamiento profesional, que afecta directamente  la calidad de vida laboral puesto que se manejan niveles elevados de estrés, deteriorando también la salud del docente, a la vez  el desempeño de tareas y la intención de aprovechar al máximo nuestras habilidades y capacidades se dificulta. El docente entonces queda expuesto a “quemarse” dado por desgaste emocional al estar en un ambiente de trabajo donde no se es capaz de responder adecuadamente a los estímulos del entorno.

Conocer esta situación para dirigir la planeación de  nuestra profesión a favor de la educación y nuestra salud.

Galicia, F. A., & Zermeño, M. E. G. (2009). Estrés, agotamiento profesional (burnout) y salud en profesores de acuerdo a su Tipo de contrato. Ciencia & Trabajo12(33), 172-176.

Acerca de ... CAMILO ERNESTO DELGADO ARGOTY

Check Also

LAS COMPETENCIAS EMOCIONALES

En el contexto educativo actual, una de las principales tareas es educar la inteligencia emocional ...

Deja un comentario