BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates
Inicio / práctica / El manejo del tiempo de clases

El manejo del tiempo de clases

 

 

Al planear una clase debemos atender aspectos como que temas se van a abordar, los desempeños que permiten apropiarse del conocimiento, los criterios y formas de evaluación, los recursos, entre otros, pero también es necesario enfocarse en un elemento fundamental de todo encuentro pedagógico: el tiempo.

El uso y distribución del tiempo, son dos factores que aportan de gran manera a que el aprendizaje sea realmente efectivo.

Carroll (citado por Vargas, 2016) dice:

El aprendizaje efectivo depende en última instancia de la manera en que el tiempo se organiza, de la proporción de tiempo dedicado a la perseverancia de los estudiantes, o de su completo compromiso en el aprendizaje, así como del tiempo que los estudiantes con diferentes aptitudes y niveles de motivación requieren para internalizar conceptos y elaborar ideas.

Cada clase puede significar un ejercicio de reflexión en torno a la aplicabilidad de los conceptos en la cotidianidad, de este modo, los conocimientos se vuelven significativos y enriquecedores para el estudiante. Es necesario garantizar que en mi corto tiempo de clase los estudiantes se sientan comprometidos y ello implica entender sus ritmos, conocimientos previos, motivaciones y, sobre todo, poner en práctica una metodología atractiva y activa en el aula de clases.

Dentro del manejo de mi corto tiempo asignado es clave estructurar la clase, teniendo en cuenta el inicio, desarrollo y fin de la clase, planeando el periodo de duración de cada momento. Debo aplicar un modelo en el que la gestión del tiempo en clase sea lo más productiva y eficaz posible a la vez que aporte elementos de motivación ayudándome de las herramientas digitales para ese proceso.

Con la perdida de clases es indispensable que replantee nuevas didácticas acordes al tiempo restante de actividad escolar teniendo en cuenta los contenidos primordiales; eso no quiere decir que haya contenidos sin importancia, solo que pueden ser contenidos a los que no sea primordial dedicarles más tiempo del necesario, reforzando el aprendizaje con actividades que pueden ser desarrolladas por el estudiante en su hogar y así contrarrestaré las clases perdidas.

El profesor: un facilitador y un cronometrador.

Vargas Beltrán, G. (mayo, 2016). magisterio.com.co. ¿Por qué es importante el manejo del tiempo en la planeación de clases? Recuperado de http://www.magisterio.com.co/articulo/por-que-es-importante-el-manejo-del-tiempo-en-la-planeacion-de-clases

Acerca de ... Edwin G

Check Also

LAS COMPETENCIAS EMOCIONALES

En el contexto educativo actual, una de las principales tareas es educar la inteligencia emocional ...

3 comments

  1. EDWARD MAURICIO MONTENEGRO CÓRDOBA

    Una de las dificultades más comunes hoy en día tiene que ver con el uso adecuado del tiempo que a diario disponemos en cualquier actividad. En el ámbito educativo la situación es igual teniendo en cuenta que, tal y como reza el artículo, el tiempo y su manejo aportan para alcanzar un aprendizaje efectivo. Sin embargo, una queja muy frecuente de docentes y practicantes es que siempre les falta tiempo para ejecutar todo lo que se ha preparado para una clase. ¿La razón? Quizá olvidaron asumir al tiempo como uno más de los recursos necesarios para alcanzar el objetivo de su planeación.

    El rol de recurso indispensable que se le debe asignar al tiempo, viene de su relevancia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para ello es necesario tener en cuenta que se trata de un recurso atípico, diferente a los demás y que ante todo, es insustituible. No debemos olvidar que vivimos en una sociedad dinámica y variable en la que el tiempo ya no puede pensarse de la misma manera que hace varios años atrás, hay que adaptar los ritmos y secuencias del tiempo a las nuevas necesidades educativas y sociales. Martinic (2015) afirma: “Hoy día se requiere de cambios profundos en la forma de organizar y gestionar el tiempo en las escuelas para responder a las exigencias de las transformaciones en el conocimiento; pedagogía e institucionalidad de los sistemas educativos” (p.482).

    En la planeación de mis clases busco alternar el tipo y la duración en las actividades, a la vez que pretendo incorporar espacios de libre disposición posibilitando que los alumnos también sean capaces de organizar parte de su tiempo y se sientan mucho más responsables del mismo. A la hora de diseñar una clase, es interesante tener en cuenta que el horario debería someterse a la actividad prevista y no al revés, así como que las necesidades de los estudiantes deberían ser la única referencia para la organización del tiempo. El objetivo es optimizar el tiempo de tal manera que se gaste en lo que más relevante sea dentro del acto educativo; esto implica un gran conocimiento del grupo, del entorno, de la realidad escolar y por supuesto, gran capacidad del docente para lograr una planeación efectiva que posibilite una respuesta acorde a las necesidades de la sociedad actual con un gran uso del tiempo.

    El tiempo, un recurso educativo muy valioso.

    Referencia bibliográfica:
    Martinic, S. (2015). El tiempo y el aprendizaje escolar la experiencia de la extensión de la jornada escolar en Chile. Revista Brasileira de Educação, 20(61), 479-499. doi: 10.1590/S1413-24782015206110

  2. KAROL DANIELA CABRERA DELGADO

    Lo que mi compañero menciona del manejo del tiempo en la clase depende de la planeación que el profesor realice en contenidos, actividades, recursos, metodología, evaluación, lo cual se requiere estipular un tiempo preciso para cada aspecto, pero al momento de llevar acabo la planeación nos vemos enfrentados a obstáculos que talvez no estaban pensados, la cual tenemos que enfrentar con paciencia ya que como docentes debemos ir al ritmo de aprendizaje de los estudiantes así nos tome un poco más de tiempo.

    Para los familiarizados con la práctica docente —maestros, educadores, investigadores- no es de sorprender dos características relevantes que emergen al observar el uso del tiempo en el aula: la relatividad y lo cambiante. La primera se relaciona con la percepción del tiempo utilizado por el maestro en función de los propósitos definidos. (…). El cambio de comportamiento es la segunda característica que claramente se distingue en la observación continua de la jornada escolar.(Razo,2015,p.3-4)

    El tiempo es relativo y cambiante y debemos estar preparados para que no afecte demasiado las actividades llevadas a cabo en el aula de clases por que debemos adelantarnos analizar qué tipo de comportamientos y actitudes de los estudiantes vamos enfrentar en el desarrollo de las clases.
    Pasé una situación incómoda no para mi sino para los estudiantes, ya que había planeado la clase de una hora para que los estudiantes miren un video y realicen una línea de tiempo, pero lastimosamente no alcanzaron a terminar el trabajo en el tiempo planeado y les toco tomar el tiempo del recreo para acabar, ya que mi docente titular dijo que no les dejara salir hasta que terminen.
    Fue un momento que me hizo sentir pena, que les ayuda a pegar, copiar y dibujar rápidamente para que no se pierdan el descanso.

    Como practicantes necesitamos aprender muchas cosas para que no perjudiquen a los estudiantes en su aprendizaje y su recreación, que es el tiempo que ellos necesitan para distraerse, por lo tanto es importante planear más minuciosamente las actividades y trabajos con el tiempo aproximado para que no se vean afectados nuestros estudiantes.
    No calcular el tiempo de ejecución de la clase, afecta los espacios del estudiante.

    Referencia Bibliográfica
    Razo, A(marzo,2015).Tiempo de aprender. El uso y organización del tiempo en las escuelas primarias en México.Medidicon y Evaluación Educacional. Llevado a cabo en el SEGUNDO CONGRESO LATINOAMERICANO DE MEDICION Y EVALUACION EDUCACIONAL. Recuperado de
    http://www.colmee.mx/public/conferences/1/presentaciones/ponenciasdia3/54Tiempo.pdf

  3. CAMILO ERNESTO DELGADO ARGOTY

    Durante mi rol de practicante en el área de Tecnología e Informática, el tiempo cumple un papel importante en el desarrollo eficiente de las clases con mis estudiantes. Aunque una hora o dos, parezcan a simple vista un tiempo prudente para llevar a cabo un tema de clase; al inicio de mi práctica tuve inconvenientes debido a que preparaba un tema para las horas estipuladas, pero en muchas ocasiones me faltaban tiempo para terminar las actividades con los estudiantes.

    Debemos tener en cuenta que no tenemos disponible la totalidad de horas, debido a que hay factores que impiden hacer uso del 100% del tiempo, como por ejemplo, cuando se desplaza a los estudiantes del salón al aula de informática, organizarlos para que dispongan su atención, entre otros, acortando los minutos que se tiene disponible para el desarrollo de la clase.

    Según Caballo, Caride y Gradaílle (2012): “Los adolescentes no saben cómo gestionar sus tiempos libres, están desmotivados, predominan los usos vinculados a las tecnologías obviando otros recursos y espacios”. (p.52).

    Una forma de ganar algunos minutos para las clases, es haciendo uso del tiempo libre, como espacio que poseen los estudiantes para adelantar trabajo o investigación, junto con algunas de las estrategias que he optado por introducir dentro de la metodología de clase como son: la estructuración, la planeación de cada clase, teniendo en cuenta cuál es el inicio, el desarrollo y la finalización, de esta forma lograr que me sobre o que no me falte tiempo, en cuanto al trabajo práctico.

    En el desarrollo de las actividades también es fundamental establecer un ciclo asignado para que los estudiantes conozcan el momento de inicio y de entrega; de esta forma y manteniendo una buena comunicación, se logra mantener una relación positiva entre el tiempo y el cumplimiento de las metas planeadas.

    El tiempo es justo cuando el interés está presente.

    Bibliografía.

    Caballo, M. Caride, J. Gradaílle, R. (2012). Entre los tiempos escolares y los tiempos de ocio: Su incidencia en la vida cotidiana de los adolescentes que cursan la Educación Secundaria obligatoria en España. Educar em Revista, Curitiba, Brasil, n.45, p. 37-56, jul.

Deja un comentario